Los parques regionales, a la 'caza' del ecoturismo

Los parques regionales, a la 'caza' del ecoturismo
Pepa García

La Consejería de Cultura, Turismo y Medio Ambiente apuesta por convertir el creciente interés de los visitantes por los espacios protegidos en un eje transversal para el sector

PEPA GARCÍA

Observar aves en su entorno natural, admirar los cielos estrellados en uno de los puntos con menos contaminación lumínica de la Península, sorprenderse con el avistamiento de cetáceos, sumergirse en los biodiversos fondos de las reservas marinas, descender el Segura en balsa neumática o piragua, recorrer espacios de alto valor ecológico caminando, realizar un itinerario en bicicleta por espacios protegidos o admirar monumentos naturales y singularidades geológicas son solo algunas de las experiencias que un amante de la naturaleza puede disfrutar en la Región de Murcia.

Conscientes de la rica biodiversidad del territorio regional, además de la variedad de ambientes y paisajes que ofrece, y del creciente interés de los turistas nacionales, pero sobre todo de los extranjeros, por el ecoturismo, la Consejería de Cultura, Turismo y Medio Ambiente se ha marcado en el horizonte el objetivo de convertir el turismo de naturaleza en un elemento estratégico fundamental para el desarrollo del sector turístico como revulsivo de la actividad económica y el empleo, especialmente en el interior de la Región. Y, además, invertirá en darle mayor visibilidad

Así, aprovechando que mañana se celebra el Día Mundial del Turismo con el lema 'El turismo sostenible como instrumento de desarrollo' y en el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible que la ONU declaró para llamar la atención sobre la contribución del sector turístico a los tres pilares de la sostenibilidad (el económico, el social y el medioambiental), el consejero de Cultura, Turismo y Medio Ambiente, Javier Celdrán, adelanta que, en breve, cada uno de los siete parques regionales de la Región contarán con su propia imagen corporativa promocional y su mascota, además de con establecimientos para la venta de 'souvenirs' y de productos específicos para la práctica de la actividad escogida: avistamiento de fauna, senderismo, cicloturismo,... «Una manera de contribuir a la difusión de una imagen positiva de la Región», opina Celdrán.

La Consejería dotará a cada parque de su imagen corporativa y su mascota para dar mayor visibilidad a las nuevas ofertas de turismo de naturaleza que se están desarrollando

Esta iniciativa pretende reforzar la estrategia turística regional, en la que se ha decidido apostar por el ecoturismo como un medio para «dar a conocer los valores naturales, culturales y paisajísticos de la Región, contribuyendo a concienciar a la ciudadanía de la importancia de conservar estos espacios y de respetarlos». Para el consejero Javier Celdrán, que aclara que el turismo de naturaleza cuenta con un apartado específico y relevante dentro de la Consejería que dirige -por primera vez, aúna las competencias medioambientales y turísticas-, «algo singular con respecto a anteriores planes; es clave que esta modalidad de turismo despierte un interés trasversal, como ocurre ya con la gastronomía, para quienes vienen atraídos por la posibilidad de practicar deportes como vela, golf o fútbol, e incluso por el 'sol y playa'».

«Pretendemos borrar las fronteras y ofrecer una experiencia global», afirma. Y defiende que «atraer turismo a los Espacios Naturales Protegidos de la Región contribuye aún más a la conservación de la naturaleza, generando conciencia de protección entre los usuarios».

Explotación controlada

No obstante, para evitar la crítica precipitada, advierte de que los paquetes turísticos que se creen supondrán una «explotación controlada y supervisada por los responsables de la gestión de los parques regionales y la Dirección General de Medio Natural; y con una valoración de los posibles impactos de cada una de estas actividades». Asimismo, asegura, «se impulsarán las buenas prácticas medioambientales en las empresas turísticas a través de la formación, la formalización y la innovación del sector». Todo ello, pasos previos a la inclusión progresiva de los siete parques regionales en la Carta Europea de Turismo Sostenible, en la que ya está integrada el Parque Regional de Sierra Espuña.

Un informe reciente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente analiza el potencial del turismo de naturaleza e incide en el «incalculable» valor de que España sea el país europeo con la mayor y la más rica biodiversidad, e identifica este potencial como una oportunidad para desarrollar un modelo sostenible y generar empleos y riqueza entre la población rural. Igualmente, desde la Consejería tienen presente que el ecoturismo, como quedó definido en el I Congreso Nacional de Ecoturismo celebrado el año pasado en Daimiel, «es el viaje a un área natural para conocerla, interpretarla, disfrutarla y recorrerla, al tiempo que se aprecia y contribuye de forma práctica a su conservación, sin generar impactos sobre el medio y repercutiendo positivamente en la población local. (...) Se planifica con la participación de todos los actores implicados y contribuye a la calidad de vida de la población local de los destinos donde se desarrolla».

Impulso público, compromiso privado

Por ello, explican que, en el caso de Calblanque, se han iniciado ya reuniones con empresarios turísticos de la zona para facilitarles el contacto directo con la dirección del parque regional y estudiar las posibilidades de diseñar productos y realizar actividades basadas en el disfrute de la naturaleza con el máximo respeto hacia sus valores. «Una veintena de empresas que operan en el entorno del Parque Regional de Calblanque están comprometidas con el desarrollo turístico sostenible del espacio protegido, además de con la difusión de sus valores naturales, y siempre bajo la supervisión de los técnicos del parque», explican desde Medio Natural y el Instituto de Turismo de la Región.

Este proyecto, que comenzará, apunta Javier Celdrán, en los espacios de las Salinas de San Pedro y Calblanque, en respuesta a la demanda de los turistas «que nos han trasladado los hosteleros», implicará la señalización de itinerarios, la incorporación de estas nuevas ofertas en las webs institucionales de promoción turística y la publicación de folletos informativos para distribuirlos en los establecimientos hosteleros para darlos a conocer entre los turistas.

Así, desde Medio Ambiente ponen como ejemplo el exitoso proyecto 'Espubike', iniciativa de los miembros de la Carta Europea de Turismo Sostenible de Espuña -que no dejan de crecer-, y adelantan que están en desarrollo otros como 'Espuaves', para los aficionados a la ornitología -50.000 visitan al año España-; 'Espusenderos', para facilitar la experiencia a los senderistas; y 'Espuescalada', para la práctica responsable de esta disciplina deportiva. Proyectos que se dotan de itinerarios señalizados y de las infraestructuras necesarias para la práctica de esas actividades.

Por último, Javier Celdrán insiste en la necesidad de contar con el compromiso de la inciativa privada y señala que, «tras vivir una magnífica temporada, el voluntariado ambiental perdió intensidad con la crisis y ahora vuelve a ser un movimiento muy potente». Por eso, considera imprescindible animar a la empresa privada a dirigir sus políticas de responsabilidad social corporativa (RSC) a contribuir a la conservación de espacios de alto valor ambiental. Así, tiene pensado «ofertarles colaborar con actividades concretas, como por ejemplo la anidación de tortugas bobas o la de aves en humedales Ramsar».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos