Manuel Coronado: «Es necesario caminar hacia un progreso inteligente»

El pintor aguileño Manuel Coronado, en Playa Amarilla, frente a Isla del Fraile, uno de sus rincones favoritos de la Región./Paco Alonso / AGM
El pintor aguileño Manuel Coronado, en Playa Amarilla, frente a Isla del Fraile, uno de sus rincones favoritos de la Región. / Paco Alonso / AGM

«Tengo comprobado que a las personas que aman el medio ambiente les va mejor en la vida», confiesa el pintor aguileño

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Aunque pasen los años y las arrugas hagan mella en su rostro, tiene un espíritu joven y ganas de seguir llenando el mundo de vivos colores. Porque el pintor Manuel Coronado (Águilas, 1942) sabe de sobra que «el secreto de la felicidad está en hacer el bien a los demás». Este reconocido artista afirma estar «comprometido con la naturaleza y el medio ambiente». Prueba de ello son las catorce placas solares instaladas en su casa, ubicada en el corazón del barranco de Teruel, donde nace la rambla aguileña de las Culebras. «Si no respetas lo verde, no respetas nada en este mundo. Las plantas me regalan su perfume y unas manchas con colores increíbles», asegura este aguileño. Y clama al cielo: «¿Es que nadie se da cuenta de que el problema es la falta de educación ambiental? ¡Estoy harto de los que dicen ser defensores de la naturaleza y lo único que les importa es salir en la foto!».

-Su casa está llena de plantas por todos los rincones...

-La naturaleza es una fuente de inspiración para mí. Las plantas me regalan un perfume maravilloso de forma desinteresada y siempre me responden con su belleza. Y yo soy amante de la belleza. Para mí es vital estar en contacto cada día con la naturaleza. Soy de los que piensan que somos hijos de la tierra y que, por esta razón, tenemos que ser respetuosos con el medio ambiente. Creo en el sistema solar, en el Sol y en la Luna, no en dioses ni en vírgenes maravillosas. Tengo comprobado que a aquellas personas que aman la naturaleza les va mejor en la vida.

LO QUE DICE

La naturaleza
«Es una fuente de inspiración para mí. Las plantas me regalan un perfume maravilloso»
Aportación a la sostenibilidad
«En casa reciclamos todo. Lo orgánico que sobra se lo echo a mis animales, recojo lo que la gente no quiere y lo reaprovecho, y tengo catorce placas solares»
El futuro
«Sería inteligente traer turismo de calidad y sacar mejor partido a nuestros recursos naturales»
Conciencia medioambiental
«Es indispensable preparar a un pueblo y educar a los más pequeños desde que van a la escuela»

-Veo que es claro defensor de los recursos naturales.

-Por supuesto. Yo empecé a dibujar con flores. Cuando era pequeño, cogía los pétalos de las flores y los apretaba fuerte sobre el papel. De esa forma descubrí una gama de colores increíble. Las manchas de los geranios tienen algo especial. Sobre todo, los rojos. Mi gran aprendizaje de los colores fueron las flores. Aquí en casa, como usted verá, estoy rodeado de pinos, palmeras, cactus, cipreses, almendros, algarrobos, una higuera, olivos... Cada árbol tiene un lenguaje maravilloso. Además, tengo en mi casa instaladas catorce placas solares que me dan electricidad de manera sostenible. Las limpio, las mimo y nunca me fallan (sonríe).

-¿Cree que la sociedad está concienciada con la naturaleza?

-En absoluto. Solo una pequeña parte de la sociedad está concienciada con los problemas medioambientales. Pienso que estamos muy mal formados e informados. Y el problema no es de los políticos, sino de la falta de educación. ¿Es que nadie se da cuenta? Es necesario preparar a un pueblo y educar a los más pequeños desde que van a la escuela. Hay que enseñar obligaciones, no privilegios. El problema es que no se le da cultura a la gente. Eso está en manos de unos profesores que cobran mucho dinero y que se olvidan de las enseñanzas importantes. Ellos se limitan a decir a los alumnos los privilegios que tienen. Si uno no respeta la naturaleza desde que es pequeño, al final no tendrá respeto por nada.

-¿Qué opinión le merece el estado de conservación medioambiental de la Región?

-Tenemos lo que nos merecemos. Murcia ha estado muy abandonada durante muchos años. Mire, no podemos pedirle peras al olmo, porque durante varias generaciones no hemos estado preparados ni formados para afrontar los problemas que han ido surgiendo. Lo que me parece más triste es la actitud de los señores políticos. No creo en ninguno de ellos. El que ama la naturaleza no tiene que decirlo ni debe aparecer en las fotos, sino que tiene que actuar.

-Hablemos de la situación que atraviesa el Mar Menor.

-Nos lo hemos ganado a pulso. Yo vi cómo empezaron a hacer construcciones sin escrúpulos. Quien hizo aquello, se forró. Y yo no le culpo, pero sí a los accionistas y al capitalismo al que estamos sometidos. La naturaleza tiene sus propios canales. El mar es una depuradora natural, no un estanque. Hace poco anunció la Comunidad que está estudiando hacer una entrada al 'mar mayor'. Me parece una gran idea, porque si no aquello seguirá siendo una auténtica cloaca. De alguna manera tiene que regenerarse el agua, ¿no?

-¿Y qué le parece el macroproyecto de Marina de Cope?

-Es una pena. Ahí se podrían haber hecho cosas muy interesantes. El proyecto consistía en meter el agua del mar en la tierra. Como aguileño, creo que se podrían haber hecho puertos y canales. El agua es el bien de la tierra. Aquel proyecto se paralizó porque siempre hay gente a la que le gusta dar mucho por culo. Con inteligencia, se puede hacer todo. ¡Pero a mí que no me hablen de las lagartijas de dos colas! Odio las mentiras. El progreso no hay quien lo pare. Lo interesante es hacer un progreso inteligente.

-¿Qué hace falta?

-La sociedad necesita reflexionar más. Tenemos el rincón más importante del Mediterráneo. Hay que pensar en cómo se están haciendo las cosas y qué es lo mejor para la vida. Por ejemplo, sería inteligente traer turismo de calidad a nuestras playas y sacar mejor partido a nuestros recursos naturales. Pero, para eso, es necesario que venga gente experta, aunque sea de otros países, y nos enseñe el camino. Lo que no puede ser es que estemos rodeados de lameculos.

-¿Qué acciones lleva a cabo para ser más sostenible?

-En casa, lo reciclamos todo. Es una acción muy fácil que cuesta muy poco trabajo. Además, todo lo orgánico que sobra en la cocina se lo echo a mis animales. Por otra parte, recojo utensilios y objetos que la gente no quiere y los reaprovecho yo. Por ejemplo, tengo muchos maceteros hechos con tuberías enormes, y tengo catorce placas solares...

-¿En qué ha cambiado la Región?

-En todo. La agricultura ha jugado un papel fundamental en su desarrollo. A pesar de ello, se han sacrificado muchos paisajes y terrenos en los que uno encontraba mucha variedad de especies. Pero, como he dicho antes, creo que ha sido para bien. Insisto. El progreso es algo que está ahí. Y, como ya le he dicho, todos tenemos que caminar hacia un progreso inteligente. Es necesario.

Un tramo de playa con vistas a El Hornillo y a Calabardina

El artista aguileño Manuel Coronado es un enamorado de su tierra y de los rincones que ofrece esa zona de costa que le vio nacer. «Me encanta Playa Amarilla. También me gusta mucho visitar Cabo de Cope porque es un lugar único para respirar aire puro», confiesa el pintor. Playa Amarilla, situada frente a la Isla del Fraile, tiene una longitud de 150 metros y una anchura media de 30 metros en uno de los tramos del litoral de la Región más virgen. Desde esta playa, los visitantes pueden observar El Hornillo y Calabardina. Además, es un rincón único, pues ese entorno está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Sitio Histórico. «Me encanta Águilas, su belleza paisajística y los rincones vírgenes. Mi tierra es una gran fuente de inspiración para mí», añade Coronado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos