La naturaleza puede ganar la batalla, si cuenta con nosotros

PAZ PARRONDO
PAZ PARRONDO COORDINADORA DE PROYECTOS DE CONSERVACIÓN NATURAL, SOCIALES Y EDUCATIVOS DE COLUMBARES

Hace más de ocho años que trabajo en la asociación Columbares con el único objetivo de ayudar a la conservación de nuestro entorno más cercano. Desde el área de medio ambiente de la asociación, hacemos posible proyectos para la conservación de espacios naturales y especies en peligro de extinción como son el 'Proyecto Columbra', 'Ramblas Vivas', 'Fartet', 'Amphibia' y 'Anguila'. Trabajamos para fomentar hábitos respetuosos con la naturaleza, educar y sensibilizar a través de iniciativas de consumo responsable, de fomento de la pesca artesanal y la movilidad sostenible, de sostenibilidad en el hogar, en el trabajo, en el colegio, incluso en cárceles, a través de iniciativas como 'Learning to be sustainable', 'PescaSOS', 'Pescados con Arte', 'Hogares Verdes', 'ESCAR', 'Green In Everyday Life', 'I want to ride my bicycle', 'La Ciudad también Enseña' y un sinfín de actuaciones en colaboración con otros colectivos.

Uno de los proyectos que estamos diseñando actualmente entre bambalinas es 'Acequias Vivas', con él esperamos poder aportar nuestro granito de arena a la conservación de la Huerta de Murcia.

Tras ejecutar el primer año de actividad del 'Proyecto Anguila' y de constatar el mal estado en el que se encuentra gran parte de la Huerta, sentimos la necesidad imperiosa de apoyar la causa de los que se preocupan y ocupan de este entorno tan emblemático para nosotros.

La Huerta de Murcia, además de tener valores culturales y ecológicos inestimables, es el único salvavidas con el que contamos para amortiguar los efectos del cambio climático en nuestro municipio. En una región que tiende a la desertización, no se trata de un dato a pasar por alto.

Ya contamos con el apoyo verbal de muchas juntas vecinales, Ayuntamiento, Junta de Hacendados, Confederación Hidrográfica del Segura, muchas entidades sociales, Comunidad Autónoma, y, aunque los recursos económicos siguen siendo insuficientes para 'arrancar', seguimos en la batalla de captación y esperamos tenerla resuelta antes del otoño.

Como las nuestras, existen muchas iniciativas que promueven la conservación natural y una actividad humana más sostenible o al menos de menor impacto, incluso somos muchas las personas que soñamos con poder dedicar nuestra vida a ello, pero el grado de compromiso social y administrativo para con estas causas debe crecer y debe mantenerse en el tiempo. El deterioro avanza demasiado rápido y los recursos económicos de los que disponemos son muy escasos. Los proyectos de conservación no tienen sentido a corto plazo, ninguna catástrofe natural se revierte en doce meses, la restauración ambiental requiere de cambios profundos y duraderos gestionados por los primeros responsables, Administración y ciudadanía.

En los días que corren, y con ejemplos como las desoladoras noticias que cruzan el océano Atlántico, la conservación de la naturaleza sigue siendo una asignatura pendiente para nosotros.

Tras celebrar ayer el Día Mundial del Medio Ambiente, hago un llamamiento a la reflexión sobre el hecho de que la buena gestión de nuestro entorno y de todo lo que le afecte de forma negativa previene la escasez de recursos y, por tanto, la pobreza con todos sus adjetivos. Luchando por mantener espacios naturales en condiciones ecológicas saludables mejoramos directamente nuestra calidad de vida y nuestra perspectiva de futuro. Toda acción, cada uno de nuestros pequeños movimientos, cuenta y sobre todo los relacionados con nuestros hábitos y nuestras decisiones más cotidianas.

Estoy segura de que la naturaleza aún puede ganar la batalla, siempre que pueda contar con nosotros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos