El mundo será tres grados más caliente

La isla de Ellesmer, en el Ártico, es uno de los ecosistemas más frágiles frente al cambio climático./AFP
La isla de Ellesmer, en el Ártico, es uno de los ecosistemas más frágiles frente al cambio climático. / AFP

La ONU avisa en la COP23 de que, aunque se cumpla lo pactado, la temperatura media subirá hasta finales de siglo el doble del mínimo fijado en París

JUAN CARLOS BARRENA. ENVIADO ESPECIALBONN

La Cumbre del Clima de Naciones Unidas (COP23) comenzó ayer en Bonn con un llamamiento a la aplicación del acuerdo de París. «Debemos cumplir con nuestros compromisos y no abandonarlos», afirmó el presidente y anfitrión de la cita, el primer ministro de las islas Fiyi, Frank Banaimarama, en alusión a Estados Unidos. Un estudio presentado por la ONU en Ginebra destaca que, aun cumpliendo con todos los compromisos establecidos hace dos años, la temperatura media del planeta subirá hasta 2100 en tres grados, el doble del máximo planteado en París.

Donald Trump anunció en verano que su país se retiraba del acuerdo parisino al considerarlo incompatible con sus intereses. EE UU y Siria son los únicos ausentes de una reunión a la que asisten unas 25.000 personas, entre ellas, delegados de 195 países, representantes de 500 ONG y un millar y medio de periodistas. Durante dos semanas, los participantes en la cumbre deberán establecer reglas unitarias y vinculantes para que los países firmantes del acuerdo de 2015 midan y registren sus emisiones contaminantes. «Nadie debe hacer trampa», subrayó ayer la ministra alemana de Medio Ambiente, la socialdemócrata Barbara Hendricks.

La reunión estuvo precedida por la publicación de varios informes preocupantes sobre la situación del cambio climático. Mientras Trump asegura que la elevación de la temperatura «es un invento chino», trece organismos oficiales estadounidenses advierten de que, si no se pone freno a las emisiones contaminantes, el nivel del mar aumentará 2,4 metros antes de acabar el siglo. Se inundarán así grandes superficies costeras y se sumergirán bajo los océanos archipiélagos como las Fiyi.

«Es extremadamente probable que la influencia humana sea la causa dominante del calentamiento que se observa desde mediados del siglo XX», sostiene el informe de dos mil páginas, en el que se subraya que «no existe otra explicación alternativa convincente».

A la hora de comentar los resultados de los recientes estudios, la directora de la Oficina del Clima de la ONU, Patricia Espinosa, señaló que este año será uno de los tres mas calurosos desde que existen registros globales. «Por eso debemos actuar inmediatamente», dijo la responsable de la ONU, que apremió a los delegados de los países a definir los baremos y normas para el control de las emisiones contaminantes.

Pese la retirada de Washington del pacto mundial para frenar el calentamiento global, todos los demás países firmantes defienden el compromiso. «Incluso aquellos que lo tienen mas complicado», dijo la ministra alemana en referencia a China e India, las dos grandes naciones que afrontan el reto de suministrar energía a unas poblaciones gigantescas y a la vez tratar de cumplir con lo acordado en París.

La postura de Trump no se ha visto secundada por muchos estados y ciudades de EE UU que contribuirán a los esfuerzos internacionales para frenar el calentamiento, algo a lo que también se han comprometido Google, Microsoft, Shell y Walmart.

Fotos

Vídeos