El «loco de las botellas» que impulsa el reciclaje

Tateh da brochazos en su aula con botellas recicladas./M. M. G.
Tateh da brochazos en su aula con botellas recicladas. / M. M. G.

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

En el patio de la casa de Fatimetu Mohamed Lamin solo hay una jaima y una moringa, cuyas flores dice que casan bien con el té. Sin la antena parabólica y sin las noticias que les llegan ni ella ni sus hijos y nietos sabrían lo que es un edén. Los refugiados saharauis solo ven un jardín cuando viajan a otras ciudades de Argelia, o cuando sus hijos y nietos salen a España, Italia o Francia para disfrutar del programa 'Vacaciones en Paz'. ¿Cómo puede soportarse una vida así?, se preguntaron hace unos días los participantes en el 'Sáhara Marathon', un proyecto deportivo solidario que desde hace 18 años ha llevado a más de 7.000 corredores de los cinco continentes a conocer una realidad diametralmente diferente y que supone un impacto muy positivo para las familias por la posibilidad de obtener ingresos económicos por la acogida de los atletas durante una semana y por la posibilidad de crear lazos con el exterior.

Cabras merodean en el interior de un coche abandonado.
Cabras merodean en el interior de un coche abandonado. / M. M. G.

Sorprende encontrar convertidos en un gran vertedero lugares como Smara, donde las carrocerías de vehículos donados son desarmadas y reutilizadas, en el mejor de los casos, para construir con las chapas de las puertas corrales para el ganado (camellos y cabras) y con los neumáticos y motores barricadas y sujeciones para los tejados. Evitar que el desierto se convierta en un contenedor es uno de los mensajes que transmiten refugiados como Tateh Lehbib Breica, ingeniero al que apodan «el loco de las botellas», que está promoviendo en Smara la cultura del reciclaje. Ha construido, gracias al Fondo de Innovación de Acnur, unas 25 casas con botellas desechadas colmadas de arena, porque estas estructuras resisten más que el adobe, y acaba de inaugurar en el barrio de Echederia un aula para una escuela infantil con botellas rellenas de agua que dejan pasar la luz, crean confort y enseñan qué es la sostenibilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos