El ecoturismo crece y supera en julio los objetivos para todo el año

Pepa García
PEPA GARCÍA

Cuando acabe 2017 España podría erigirse como líder mundial del sector turístico, alcanzando los 84 millones de visitantes extranjeros y desbancando de ese puesto por primera vez a Francia. Un volumen de visitantes que el año pasado (75,3 millones, según el INE) generaron 54.500 millones de euros de negocio, la segunda mayor cuantía tras el todopoderoso EE UU.

Precisamente estos datos convierten a este sector en estratégico para el desarrollo económico y social del país. Además, este año, que la ONU ha declarado Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, un informe del Ministerio de Medio Ambiente revela que el turismo de naturaleza, que España aspira a liderar también -no en vano, es el país europeo que más superficie aporta a la Red Natura 2000 (222.000 km., el 27% de la superficie) y también es que más Reservas de la Biosfera tiene (48), a los que suma 15 Parques Nacionales- crece a nivel nacional muy por encima del convencional y ha registrado durante los últimos años una fuerte internacionalización, lo que ha supuesto un crecimiento exponencial de los extranjeros que visitan el país atraídos por nuestros recursos naturales. Además, supone el 15% del turismo total a nivel mundial, cuando en 2010 solo representaba el 5%.

32,9%
ha aumentado el número de visitantes que realizan turismo de naturaleza hasta julio de este año.
20,3%
han crecido las pernoctaciones en alojamientos rurales en los primeros siete meses del año.

Pero si el turismo rural ha crecido a nivel nacional un 32% entre 2009 y 2016 y el número de estos viajeros ha pasado de 2,7 millones a 3,6 millones -casi 700.000 extranjeros de Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido-, el impulso que esta modalidad de turismo ha alcanzado en la Región tampoco desmerece.

Atracción natural

Así, según datos facilitados por la Consejería, a través del Instituto de Turismo de la Región de Murcia, en 2016 aumentó un 27,1% el número de extranjeros que ocupó alojamientos rurales con respecto al año anterior, un tipo de establecimientos que se vincula directamente al turismo de naturaleza. También creció la cantidad de compatriotas que acudió a la Región para disfrutar de los valores naturales, culturales y paisajísticos en la Región (un 12,3%) y el número de pernoctaciones (101.865, un 10,3% más que en 2015). «En los siete primeros meses de este año se ha intensificado el ritmo de crecimiento de la demanda de alojamientos rurales regionales y es más vivo que el de la media nacional para esta tipología alojativa, tanto en viajeros (32,9% frente al 12,4% nacional), como en pernoctaciones (20,3% frente al 11,2%)», explica el director general del Itrem, Manuel Fernández-Delgado. Y destaca que «esta tasa de crecimiento de los 7 primeros meses multiplica por cuatro el objetivo marcado en la estrategia del Instituto de Turismo para todo el año, que es crecer un 8% en viajeros (hasta los 44.411) y un 6% en pernoctaciones (alcanzando las 107.470)».

Para reforzar este mercado creciente, desde el Itrem se han organizado diversas acciones promocionales como las encaminadas a atraer cicloturistas desde Holanda, Francia y Alemania; y, establecer contacto con turoperadores de Reino Unido, Holanda y Bélgica no solo para 'vender' el turismo activo y de naturaleza en el mercado internacional sino «para incrementar la llegada de un turista de alto nivel adquisitivo que realice un gasto medio mayor que el consumidor tradicional de este tipo de turismo», al tiempo que se favorece su acceso a las zonas de interior de la Región.

Como atractivo para los viajeros nacionales, el Itrem se ha centrado en la floración, además de firmar acuerdos con los principales portales de turismo rural como escapadarural.com y toprural.com (aún en proceso), entre otras acciones.

Temas

Turista

Fotos

Vídeos