José Antonio Franco: «Muchos confunden el campo con un circuito deportivo»

El catedrático de Producción Vegetal de la UPCT en un campo de almendros de la diputación cartagenera de Tallante./J. M. Rodríguez / AGM
El catedrático de Producción Vegetal de la UPCT en un campo de almendros de la diputación cartagenera de Tallante. / J. M. Rodríguez / AGM

«Nuestra región atesora recursos naturales de un gran valor ecológico que es necesario preservar», afirma el exrector de la UPCT y catedrático de Producción Vegetal

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Adora pasear por el monte, en bicicleta o a pie, porque de esta forma se siente libre y en paz. El catedrático del área de Producción Vegetal de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y exrector, José Antonio Franco Leemhuis (Vigo, 1958), es de esas personas que aprovecha cualquier minuto para estar en contacto con la naturaleza. «Ahora hay mucha afición a la bicicleta y al senderismo. Es algo que se ha puesto de moda, aunque mucha gente confunde el campo con un circuito deportivo. Pero pienso que el deporte es compatible con el medio ambiente», confiesa. «Nuestra región atesora recursos naturales de un gran valor ecológico que es necesario preservar», advierte.

-¿Por qué ha escogido Tallante para llevar a cabo esta entrevista?

-Es un lugar muy significativo para mí por la colaboración que hicimos desde la UPCT con la Administración y muchos vecinos para recuperar una especie en peligro de extinción como el 'Astragalus nitidiflorus' o garbancillo de Tallante. Además, suelo venir mucho por la variedad de rutas de la zona. Una de mis aficiones es salir al campo a andar y me gusta hacer la ruta que hay por la rambla del Cañar. ¡Es una zona espectacular! Mi tesis se centró en el riego por goteo optimizando la cantidad de agua en el almendro. Esta zona me gusta también por la cantidad de almendros que atesora, con una floración especial.

Senderismo y bicicleta de montaña: «Se han puesto de moda y han contribuido a que la gente valore más el paisaje y la naturaleza»

-Así que le gusta el senderismo...

-El senderismo es un término moderno. Yo he salido mucho al monte, tanto por afición como por trabajo, y he andado y montado en bicicleta. Yo fui uno de los pioneros en este deporte. De hecho, llevo más de treinta años haciendo rutas por todos los puntos de la Región. Ahora hay mucha afición a la bicicleta de montaña y al senderismo. Son dos actividades que se han puesto de moda y que han contribuido a que la gente valore más el paisaje y la naturaleza. Hace quince años no se veía a nadie por aquí.

Conservación: «Hay zonas especialmente sensibles donde las actividades masivas no son muy recomendables»

-¿Ha cambiado mucho el paisaje desde entonces?

-La gente confunde el campo con un circuito deportivo. El paisaje tampoco ha cambiado mucho, pero en los últimos años sí que hemos sufrido periodos importantes de sequía y algunas zonas de pinares se han ido degradando por la falta de agua. Espero que todo esto sea un ciclo y que vuelvan épocas con una mayor pluviometría.

-¿El deporte es compatible con el medio ambiente?

-Sí, pero hay que tener mucho cuidado en algunas zonas que son especialmente sensibles, como por ejemplo en lugares donde viven aves. Hay actividades masivas que no son muy recomendables desde el punto de vista medioambiental y que deberían desarrollarse más consecuentemente para que la gente respetara más el medio. Cuando salimos al campo, al monte, tendríamos que volver y que las zonas en las que hemos estado se encontraran en un estado mejor.

Estado del Mar Menor: «Es preocupante. Todos los implicados en la solución de este gran problema deben trabajar intensa y coordinadamente»

-Ese tipo de actividades deportivas, ¿deberían estar más controladas?

-Se supone que están controladas, pero creo que tendría que haber un mayor grado de control. Pienso que los organizadores deben de informar a los deportistas de todos los riesgos para que el medio ambiente se altere lo menos posible.

-Usted, ¿qué hace para tener una actitud más sostenible?

-Siempre he creído que es necesario buscar actuaciones individuales para la conservación de la naturaleza, porque es primordial que todos pongamos nuestro granito de arena. Yo intento hacer un consumo responsable para producir el menor número de residuos y contribuir así al reciclaje. Además, participo en plantaciones de árboles y, desde la universidad, llevamos a cabo proyectos para preservar el medio natural.

-¿Cuáles son los proyectos en los que están trabajando en estos momentos?

-Se está trabajando en un número importante de proyectos en los que participan equipos pluridisciplinares de varios departamentos. Muchos de ellos se realizan en colaboración con empresas y organismos en el seno de las cátedras enmarcadas en nuestra Red de Cátedras Tecnológicas, como las que tenemos con G's España, Fertilizantes Fuentes, Hidrogea, FMC, Navantia, Autoridad Portuaria de Cartagena...

-El Mar Menor es una asignatura pendiente. ¿Qué opinión le merece el estado de la laguna y qué medidas piensa que tendrían que ponerse en práctica?

-El estado del Mar Menor es preocupante, por lo que todas las administraciones, organismos y agentes implicados en la solución de este gran problema deben trabajar intensamente y de forma coordinada. En nuestra universidad existen distintos grupos trabajando para aportar soluciones que permitan regenerar y conservar de forma adecuada la laguna y, al mismo tiempo, un uso sostenible de su entorno. Concretamente, yo colaboro en la Cátedra Agricultura Sostenible, financiada principalmente por Fecoam y Coag. En la actualidad, estamos centrados en un proyecto para eliminar los nitratos de las salmueras que se producen al desalar las aguas de pozo para riego, evitando así la contaminación de los acuíferos y del Mar Menor.

-¿Somos conscientes de los grandes recursos naturales de la Región? ¿Qué cree que hace falta?

-Nuestra región atesora recursos naturales de un gran valor ecológico que es necesario preservar. Y existen ecosistemas bastante degradados por diversos motivos que es de gran importancia recuperar. Es un legado a mejorar y mantener, y que debemos hacer compatible con los distintos usos agrícolas, industriales, urbanísticos y turísticos que la sociedad necesita hacer de ellos. En la UPCT somos plenamente conscientes de ello y trabajamos con entusiasmo para aportar ideas y soluciones.

El entorno del Cabezo Negro y la floración de los almendros

«Me parece increíble el paisaje de Tallante. Es una zona con muchos almendros que nos brindan una floración única e inigualable. Para mí, los almendros y algarrobos son los dos árboles más emblemáticos del Campo de Cartagena». El exrector de la UPCT y catedrático José Antonio Franco es un enamorado de las zonas verdes de Cartagena. Tallante, que es uno de sus lugares favoritos para salir a caminar los fines de semana, ofrece rincones especiales, como el Cabezo Negro. Además, desde la Entidad de Custodia del Garbancillo de Tallante (Ecuga) se ha fomentado el conocimiento y la recuperación de los cultivos tradicionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos