Carmen Mondéjar Gil: «Llevamos años con la recuperación ecológica de sotos fluviales como el de la Hijuela»

Carmen Mondéjar, bióloga ambiental del Ayuntamiento de Molina de Segura, en el soto de La Hijuela./Guillermo Carrión / AGM
Carmen Mondéjar, bióloga ambiental del Ayuntamiento de Molina de Segura, en el soto de La Hijuela. / Guillermo Carrión / AGM

«Los cañaverales invaden el 95% de la ribera del río y provocan continuos incendios», advierte la bióloga en el Ayuntamiento de Molina

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Ya de pequeña, en los años sesenta, comenzó a cultivar su amor y respeto por el medio natural cuando su padre montó el primer molino harinero eléctrico en el barrio de El Castillo de Molina de Segura para proporcionar alimento a las granjas de vacas y otros animales. Estudió Biología, fue integrante activa de la Garba Ecologista y luego de Ecologistas en Acción, y también ha sido presidenta de la Asociación de Educación Ambiental de la Región de Murcia (Asearm) y de Entrecauces. Desde hace 26 años trabaja como bióloga ambiental en el Ayuntamiento molinense, donde ha sido pieza clave para que el municipio disponga de un parque forestal de 42 hectáreas, un humedal de importancia internacional -lagunas de Campotéjar- o 21.000 m2 de sotos fluviales, como el de la Hijuela, uno de los rincones favoritos de una mujer que sigue trabajando para que la sociedad murciana se sienta orgullosa de uno de sus grandes pilares: el río Segura.

-¿Cuáles son las claves para recuperar el Segura a su paso por Molina?

-La principal es establecer una buena coordinación entre los distintos organismos oficiales que tienen competencia en su gestión, desde la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que tiene la responsabilidad máxima de priorizar la conservación de este ecosistema fluvial, pasando por el área de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, en lo que tiene que ver con la supervivencia de flora y fauna silvestres, y, finalmente, el Ayuntamiento de Molina, como entidad que está en contacto directo con la población y que es la receptora principal de las quejas de los vecinos por el estado actual del río, en especial por la presencia de los cañaverales en sus riberas, que invaden el camino señalizado como sendero GR, y que sufren continuos incendios con el consiguiente peligro ciudadano.

LO QUE DICE

Actuaciones en el río
«¿Para qué queremos un río navegable? Antes hay que mejorar la calidad de sus aguas, recuperar sus riberas con vegetación autóctona y dotarlo de infraestructuras para su uso público»
Patrimonio natural
«El PGMO califica como urbanizable gran parte del territorio, apenas un 16% es suelo especialmente protegido. Un hecho que afectará negativamente a nuestro futuro»

-¿Qué actuaciones prioritarias deberían acometerse?

-Desde la Concejalía de Medio Ambiente llevamos varios años trabajando en pro del río Segura, con actuaciones de vigilancia y control de vertidos, limpieza de vertederos incontrolados y, sobre todo, con la recuperación ecológica de tres sotos municipales: La Hijuela, del Lino y Los Álamos. Se realizan todos los años trabajos de desbroce de vegetación espontánea, que compite con vegetación autóctona; también se procede a la plantación de especies autóctonas de ribera, como olmos, fresnos, tarays, baladres, álamos, mimbreras... Se realiza un esfuerzo continuado de mantenimiento a lo largo de los años, y no siempre con los recursos económicos suficientes ni el apoyo político necesario, pero sí con mucha ilusión y motivación. También es importante destacar la colaboración de organizaciones como Ecologistas en Acción y Anse, así como personas que, de forma altruista, han participado en la conservación a través del Voluntariado Ambiental.

-¿Los molinenses volverán a ver algún día un río navegable a su paso por el municipio?

-Es un tema que depende de la CHS, quien tiene que autorizar la navegabilidad a solicitud del Ayuntamiento o cualquier otra entidad, y en ello se está. Pero la gran pregunta sería: ¿Para qué queremos un río navegable, si apenas lleva agua y todas sus orillas están invadidas por cañaverales? Antes de hacer un río navegable, que podría ser mañana mismo, es preciso trabajar en aumentar la calidad de sus aguas para hacerlas aptas para el baño, en recuperar sus riberas con arbolado y vegetación autóctona y en dotarlo de infraestructuras para su uso público y disfrute de la población como pequeños embarcaderos, zonas recreativas y otras instalaciones, pero en todo momento respetuosas con el espacio natural. En definitiva, apremian las acciones de recuperación del medio natural que engloba el río Segura y su vega, que lo conviertan en símbolo y elemento de orgullo de Molina y de la sociedad murciana.

-¿Qué vegetación forestal se puede encontrar en los sotos fluviales?

-En los sotos y, en especial en La Hijuela, es la típica de ribera, con ejemplares de olmos, fresnos, almeces, tarays, álamos, mimbreras, baladres, rosas silvestres y zarzamoras, entre otras. Se calcula que esta vegetación de ribera a su paso por Molina ocupa unos 640 metros lineales, lo que representa un 3,82% frente a la presencia de los cañaverales, unos 16 km., que representan un 95% de la ribera del Segura en esta localidad.

-¿Cómo valora el estado del patrimonio natural de Molina?

-No es muy alentador hablar del patrimonio natural de Molina, todavía sigue siendo un caballo de batalla a defender y potenciar, especialmente para las personas que nos dedicamos profesional y personalmente a trabajar en su conservación y puesta en valor. Es difícil hacer ver a los responsables políticos lo importante que es conservar parte de nuestro territorio del proceso urbanizador y de su destrucción con roturaciones ilegales, construcciones en zonas no urbanizables, infraestructuras,...

-¿Cómo revertiría la situación?

-Se necesita una profunda revisión del Plan General Municipal de Ordenación para que Molina sea más sostenible. El PGMO vigente (2006) califica como urbanizable gran parte del territorio, y como agrícola el resto, dejando apenas un 16% como suelo especialmente protegido (2.800 hectáreas). Un hecho que afectará negativamente nuestro futuro. Molina no se caracteriza por tener grandes zonas forestales y sierras, pero si por contar con interesantes rincones de muy variada fisonomía, con una riqueza natural desconocida y que es imprescindible conservar y mejorar.

«Muchos animales buscan aquí refugio o alimento»

Carmen Mondéjar considera los sotos fluviales de Molina su rincón natural favorito. Asegura que, «la gran diversidad de ambientes que ofrecen y el agua son circunstancias que propician la presencia en los sotos de muchos animales que buscan refugio, agua o alimento. De las especies de aves terrestres detectadas en los sotos podemos citar la lavandera cascadeña, el ruiseñor común y bastardo, el pájaro moscón o el zarcero, el carbonero común, el alcaudón, el pardillo común, las currucas zarceras, capirotadas y cabecinegras, y la tórtola común. Si realizamos un recorrido tranquilo y en silencio por la orilla de este soto podemos tener la suerte de encontrar algún ave acuática entre el carrizo, como el ánade real o azulón, la focha o la gallineta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos