El Ayuntamiento de Abanilla se apunta a la custodia del territorio para proteger el medio natural

Uno de los característicos paisajes de 'badlands' de Abanilla. /LV
Uno de los característicos paisajes de 'badlands' de Abanilla. / LV

Pepa García
PEPA GARCÍA

El municipio de Abanilla constituye uno de los más diversos y de mayor contraste de la Región de Murcia. Sierras como la de Barinas y la de Abanilla, espartizales con pinar, la Cuenca del Chícamo -con aguas permanentes con alto contenido en sales-, los palmerales y los paisajes agrícolas como la Huerta de Mahoya forman espacios únicos de elevada calidad paisajística, como sus olivares centenarios (patrimonio agroambiental y cultural conservado gracias al esfuerzo de los propietarios y agricultores de estos parajes).

Ahora, el Ayuntamiento de Abanilla acaba de dar un paso más en la conservación de este singular territorio, el de menor pluviometría de toda la Región, al firmar un convenio de custodia del territorio con la asociación Acude para la realización de acciones de conservación del medio y para su puesta en valor con actividades de concienciación e información que promuevan socialmente los recursos ambientales del municipio.

El Consistorio se suma así a los 45 propietarios del municipio que colaboran con Acude, con el fin de preservar sus altos valores naturales, como es la presencia de especies amenazadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos