Albergue, energía eólica y espacio cultural

Proyecto de recuperación de la zona de oficinas y la nave de lavado y tratamiento para dar a conocer la historia y el funcionamiento de las salinas./ P. de Andrés
Proyecto de recuperación de la zona de oficinas y la nave de lavado y tratamiento para dar a conocer la historia y el funcionamiento de las salinas. / P. de Andrés

La antigua casa de viviendas y oficinas, «de muros de piedra muy consistentes», se aprovecharía para hacer una pequeña residencia de corta estancia, tipo albergue, y oficinas de gestión del espacio. Estaría unida, cuenta Paloma de Andrés, por una pasarela aérea a la nave de almacén y tratamiento de sal, que conserva las antiguas tolvas. En este espacio «se recuperaría la cubierta a dos aguas original, que tiene una estructura de madera, y el espacio se destinaría dar a conocer la historia y los procesos para la producción de la sal virgen y las flores de sal», detalla Paloma, que ha proyectado intervenciones mínimas para que el coste sea reducido y las construcciones conserven su esencia.

Su proyecto también prevé la recuperación íntegra del molino, con recuperación de maquinaria y estructura incluida, «para divulgar el patrimonio de la Región». Además, se haría «un aprovechamiento de la producción de energía eólica para las instalaciones, ya que hoy no es necesario el triturado de la sal».

Por último, el edificio más moderno, e inacabado, se dedicaría a salas de exposiciones y multiusos, acogería un restaurante y cafetería, y la tienda para vender la sal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos