La Verdad

Solo se permite esta práctica si es para acabar con una plaga

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental elaboró un informe en febrero de 2016, que fue trasladado a todos los municipios de la Región, dado que la regulación de las quemas agrícolas queda en el ámbito de competencia municipal. «Las quemas de poda con la finalidad de eliminar o deshacerse de los residuos agrícolas generados por el desarrollo de la actividad agrícola es una práctica, con carácter general, no permitida», explican desde la Consejería de Agricultura. Sin embargo, «podrán llevarse a cabo dichas prácticas de quema de restos cuando el fin sea evitar la propagación de plagas, debiendo realizarse mediante medios que no pongan en peligro la salud humana o dañen el medio ambiente».

En el caso de Isla Plana, «es el Ayuntamiento de Cartagena el que debe adoptar las medidas necesarias. Hasta la fecha, no se tiene constancia de las actuaciones llevadas a cabo por el Consistorio, competente en la adopción de medidas para evitar estas prácticas no permitidas y, en caso de que se trate de medidas excepcionales, si así lo ha establecido Sanidad Vegetal, adoptar las medidas necesarias para evitar riesgos o molestias a los vecinos».