La Verdad

El gas natural, a la cabeza en automoción 'limpia' en España

  • En estos vehículos las emisiones de dióxido de nitrógeno son casi nulas y las partículas PM se reducen el 96% de los límites permitidos por Europa

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Más de 1.100 vehículos que utilizan gas natural como combustible se matricularon en España en 2016. Así, este parque móvil asciende a 6.100, la mayor parte de ellos pesados y de uso intensivo. El empleo de gas natural como combustible para esta flota evita el consumo anual de más de 142.000 toneladas de diésel. A esto se une el incremento de ventas de vehículos de gas natural (133%, en 2016). El gas natural es ahora el primer combustible alternativo usado en España. En estos vehículos las emisiones de dióxido de nitrógeno son casi nulas y las partículas PM se reducen el 96% de los límites permitidos por Europa. Ambos elementos son los que más afectan a la salud y los principales responsables de la baja calidad del aire en las ciudades.