La Verdad

La regeneración de tejidos con fibroína pone al Imida al frente de la biotecnología

  • El Imida ha conseguido producir córneas artificiales, fibra óptica para estimular el crecimiento celular y la aplicación de fármacos

La seda, en concreto la fibroína, la proteína que queda al eliminar del hilo de gusano de seda la sericina, se reveló hace más de una década como uno de los biomateriales de mayor calidad y potencial para ingeniería de tejidos; de hecho, ya se usaba en el siglo XIII para suturas de tejidos.

Dispuestos a sacar ventaja de los conocimientos heredados de la antigua Estación Sericícola de Murcia en la que se instaló el Imida, desde 2007, el grupo de Biotecnología del Imida que dirige José Luis Cenis se ha dedicado a investigar nuevas aplicaciones para la seda. Así, entre los últimos logros anunciados por este grupo investigador, que se ha situado a la cabeza de la tecnología de los biomateriales de seda para aplicaciones biomédicas en España, se encuentra el desarrollo de una nueva fibra óptica implantable y biodegradable, creada a partir de la hijuela de las glándulas de seda del gusano y en colaboración con el departamento de Electromagnetismo y Electrónica de la Universidad de Murcia. Esta permitirá aplicar haces luz para estimular el crecimiento celular, combatir células tumorales y administrar fármacos. La hijuela, totalmente biodegradable y biocompatible como la seda -no produce rechazo ni inflamación de los tejidos-, desaparece después de un periodo de tiempo sin dejar rastro.

Igualmente, el Imida ha sido capaz de crear córneas artificiales, con la fibroína preparada en forma de film, en la que se siembran células corneales del paciente y se le da estructura tridimensional con forma de córnea. Esto permitirá hacer frente a la creciente demanda de córneas, para la que no hay donantes suficientes, eliminar los riesgos de rechazo y acelerar la regeneración del tejido ocular.

Igualmente, en colaboración con la UCAM y la Politécnica de Madrid trabajan para recuperar los ligamentos cruzados de la rodilla lesionados a partir de trenzados de fibroína, material de gran resistencia y elasticidad, que reemplazará los ligamentos cruzados lesionados y favorecerá su regeneración mediante la siembra con células que se especializan. De hecho, la fibroína acelera la regeneración de tejidos óseos, cartilaginosos y de ligamentos, entre otros muchos usos aún en desarrollo.