La Verdad

Los geógrafos avanzan

  • Estudié Geografía por vocación, no me imaginaba estudiando algo que no me gustaba, porque casi nunca me imaginaba estudiando

Estudié Geografía por vocación, no me imaginaba estudiando algo que no me gustaba, porque casi nunca me imaginaba estudiando. Es verdad que me sabía el nombre de países como Lesotho o Nauru y las alturas de montañas que ahora me dan igual, porque saber esos nombres no nos impresiona a los geógrafos. Resulta que tenemos mapas para eso.

Antes de entrar en la universidad, muchos compañeros tenían la ilusión de estudiar una carrera que no les gustaba para conseguir un trabajo increíble y un ático en Fortuny. Demasiados para una zona tan exclusiva. Además, internet comenzó a crecer y borró muchos de esos empleos de la Geografía. En parte de eso voy a hablar, de Geografía.

Los descubrimientos del siglo XVI, convirtieron la Casa de Contratación de Indias de la ciudad de Sevilla en un sitio 'cool' para los cosmógrafos, geógrafos que se dedicaban a explorar y mapear las nuevas tierras. Eso mismo hago yo cuando trabajo para mis amigos sevillanos en proyectos de trazabilidad relacionados con la pesca, el mar y la ordenación del litoral, sin la necesidad de memorizar un topónimo. Da igual si Vasco da Gama está 'on tour', si la NASA va a lanzar un satélite o si necesitas el TomTom para encontrar Los Infiernos, la geografía está ahí porque aprovecha los cambios rápidamente.

Por eso, la Geografía vive un momento en el que le permiten desatarse, mucho más allá del tópico gastado de memorizar y del que no hablaré más. ¡Bastante tenía yo en mi primer empleo de geógrafo desarrollando el SIG de la Política Agraria de la Unión Europea! Todo se actualiza, la Geografía es una de las profesiones que más posibilidades tiene de explotar las nuevas tecnologías y muchos geógrafos se comen el mundo con ellas. Conozco geógrafos que crean cosas increíbles, la creatividad se enciende cuando has estudiado la más artística de las ciencias y la más científica de las artes.

Puede que sea otra oportunidad: le das una patada a un árbol y no caen geógrafos. La falta de alumnos ha llevado a la supresión de la Geografía en la Universidad de Castilla-La Mancha, el grado dejará de impartirse el curso que viene. Es curioso que, mientras los geógrafos avanzan, el desconocimiento de la Geografía la haga desaparecer de la universidad. Nuestro trabajo lo ves todos los días, pero nos damos a conocer poco.

La Geografía es una de las opciones de futuro porque las ciencias espaciales son transversales y son mucho más que los Sistemas de Información Geográfica (SIG), con los que se hacen los mapas de los videojuegos, mucho más que las oposiciones de Secundaria que dan acceso a una de las profesiones más bonitas del mundo y mucho más que la investigación que harás en los volcanes de Islandia, los modelos de cambio climático y nivel del mar, o el nuevo diseño de la cartografía de GoogleMaps. Es todo eso y lo que está por llegar. El geógrafo es flexible, se actualiza rápidamente, innova y tiene a su disposición el arma más cara del mundo: conocer y controlar el terreno.