«Todo lo que soy está vinculado al golf»

Dos generaciones muy implicadas en la empresa familiar. Mª. J. P./
Dos generaciones muy implicadas en la empresa familiar. Mª. J. P.

Propietario de la empresa familiar La Manga RentaCar

Mª J. P.

Ginés Navarro (hijo) es muy consciente de la incidencia directa que tiene el turista extranjero en la cuenta de resultados de La Manga RentaCar. De ahí que lleve los últimos cinco años asistiendo a recintos feriales como Fitur o la IGTM (Internacional Golf Travel Market), esta última feria, organizada anualmente por la Asociación Internacional de Turoperadores de Golf (Iagto). No podía por tanto faltar al encuentro de turismo de golf en la Región bajo el nombre de Costa Cálida Trophy, ubicándose en una de las muchas mesas de trabajo del evento, desde donde Ginés volvió a mostrar su producto a los turoperadores de golf. Porque «captar un cliente más, es sumar», dice Navarro, que desde muy joven sintió inclinación por el negocio familiar, en el que también están implicados otros tres de sus hermanos -Juan Antonio, Javier y Laura-.

Una empresa familiar con una plantilla en la actualidad de 40 personas y una flota de vehículos de 280 coches que abrió su abuelo, también de nombre Ginés, a partir de un modesto taxi; un Ford negro, allá por 1962. A aquel primer taxi vino un segundo y un taller más tarde en Los Belones (Cartagena). Su prematuro fallecimiento dejó en manos de su único hijo, también llamado Ginés, el futuro de lo conseguido hasta entonces. Ginés Navarro, a sus 61 años recuerda perfectamente aquellos primeros tiempos. Tenía solo 14 años y un empeño. Sacar adelante a su madre y una plantilla de cuatro personas a su cargo. Vivió en los 70 la puesta en funcionamiento de los campos de La Manga Club (Los Belones - Cartagena), facilitando el transporte de los trabajadores de aquel proyecto, que alimentaría más tarde su empresa. Porque poco después comenzó a dar servicio a los turistas alojados que necesitaban medio de transporte. Belgas, alemanes, suecos, ingleses... mientras mermaba su presencia en La Manga del Mar Menor, que comenzó a llenarse de turistas nacionales (con coche).

El negocio se amplió. Y en el 88 puso en marcha el servicio de rent a car. «Comenzamos con 24 coches y hemos llegado a tener 360 autos». En el 2005 nace el servicio de alquiler con conductor y hace unos cuatro años los minibuses para traslados entre campos de golf o recogidas en aeropuertos. «Todo lo que soy está vinculado al golf», dice abiertamente Ginés Navarro. «No existiríamos sin el golf. Sería un simple taxista, como cuando empecé». Echando la vista atrás este cartagenero hecho a sí mismo está «muy satisfecho de lo conseguido y de lo que hago. Me encanta servir a la gente». Su empresa, La Manga RentaCar, factura cuatro millones de euros al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos