La unión perfecta

La unión perfecta

La viva tradición charcutera de Los Quijales se unió en el año 2006 a otra de las señas de identidad de la huerta lorquina: la cría del cerdo, representada por la cooperativa ganadera ALIA. De esta forma, los productos ganan en calidad garantizada y en minuciosidad de las carnes seleccionadas, gracias a la garantía y el control de todas las fases de la cría del ganado, tales como la alimentación, la sanidad, la crianza y el engorde, junto con una completa trazabilidad en todos los procesos. La unión, por tanto, de la tradición charcutera y la tradición ganadera de Lorca, sólo ha mejorado el sabor de los productos de Los Quijales. Además, fruto de esta nueva colaboración nació un ambicioso proyecto de I+D+I con el que se dotaron a las instalaciones de la última tecnología, con un sistema altamente automatizado y de gran diversificación y potencial productivo, que le permite producir una gama diversa de elaborados cárnicos curados, cocidos y frescos pero conservando el carácter tradicional y artesanal de la marca octogenaria como Los Quijales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos