El turismo de cruceros navega en la buena direccion en aguas de la Región

Cuatro de cada cinco cruceristas que pisan Cartagena optan por conocer su oferta cultural y de ocio; el resto prefiere visitar otros puntos de la Región./ Antonio Gil / AGM
Cuatro de cada cinco cruceristas que pisan Cartagena optan por conocer su oferta cultural y de ocio; el resto prefiere visitar otros puntos de la Región. / Antonio Gil / AGM

El puerto de Cartagena prevé la llegada de más de 200.000 pasajeros este año, una cifra que anima las expectativas de hosteleros, comerciantes y sectores afines

BENITO MAESTRE.MURCIA

Casi 900 turistas llegan hoy al puerto de Cartagena a bordo de dos cruceros, que se unen a los más de 200.000 pasajeros previstos para este 2018, según estima la Autoridad Portuaria (APC). En total, serán 141 escalas las que reciba la ciudad trimilenaria hasta el próximo diciembre, lo que representa un ligero retroceso tanto en número de visitantes como de buques tras una década al alza, perdiendo 30.000 visitantes y diez atraques.

Hoy, o un día cualquiera en Cartagena, el silencio matutino se rompe entre las 8 y 9 horas con la bocina de estos buques que anuncian su entrada a la terminal del Muelle de Alfonso XII. A los pocos minutos comienza a poblar el centro urbano una marea de viajeros con unos bolsillos más generosos que los del turismo convencional.

Acto seguido las calles peatonales, las terrazas y los monumentos emblemáticos como el Teatro Romano o el submarino de Isaac Peral se llenan hasta la bandera. En grupo o por libre, los cruceristas se adentran en el corazón de la ciudad para descubrir su historia, saborear su gastronomía y conocer el carácter de sus gentes. También los hay que optan por desplazarse a otros puntos de la Región o municipios adyacentes. Sea cual sea el rumbo, lo que les une es el tiempo limitado para hacer una radiografía del sitio 'conquistado' antes de volver al crucero. Por lo general, la estancia en tierra firme suele prolongarse hasta las 18 horas.

Más de 140 buques harán escala en la ciudad portuaria en esta temporada El Mediterráneo es la opción preferida de los murcianos para viajar por mar

La temporada comenzó en marzo con las dos primeras escalas, que arribaron a casi 3.000 cruceristas, a las que se sumó una doble escala el pasado 2 de abril, con más de 4.000 turistas. De hecho, este mes será uno de los de mayor actividad, con 25 escalas, de las que siete son dobles. Por volumen de turistas, la naviera P&O Cruises tiene programadas dos nuevas paradas en abril (la anterior fue el lunes 2), con casi 3.600 pasajeros en cada buque.

Octubre será el periodo más concurrido del año, con 30 escalas, en las que habrá tres dobles (los días 13, 18 y 19), otras tres triples (días 14, 25 y 29) y una cuádruple, el martes 30. Ese día, el puerto de Cartagena recibirá la llegada simultánea de los cruceros 'Aidasol', 'Star Flyer', 'Seven Seas Explorer' y 'Wind Star', con más de 3.700 pasajeros a bordo. La siguiente y última parada cuádruple tendrá lugar el 4 de noviembre, cuando recalen más de 7.000 personas.

El último atraque de 2018 está previsto para el 26 de diciembre, una fecha poco común para los cruceros, pero que en la Región se presta a la llegada de turistas por las bondades del clima. El broche a la temporada lo podrán los 2.686 cruceristas del buque 'Aidamar'.

Con todo, el puerto cartagenero se sitúa como el octavo de España con mayor número de pasajeros, tras los de Barcelona, Baleares, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Málaga, Valencia y Cádiz, según los últimos datos facilitados por Puertos del Estado.

El perfil tipo del crucerista es el de un británico de 56 años, casado, con un nivel económico medio-alto, que normalmente viaja en pareja, y que ha seleccionado el recorrido por su proximidad, el destino y el itinerario. También llegan muchos alemanes, italianos y franceses en familia en viajes de una o dos semanas.

De ellos, cuatro de cada cinco deciden disfrutar de la oferta cultural y de ocio de Cartagena, según datos de la Concejalía de Turismo, mientras que el resto realiza excursiones a Murcia, Lorca, Caravaca, las playas de La Manga y el Mar Menor o incluso puntos cercanos, como Alicante y Elche.

Cada buque es una mina de oro para los hosteleros, comerciantes, touroperadores, taxistas... El gasto medio del crucerista de tránsito (el que no pernocta) ronda los 30 euros al día, empleándolo principalmente en restauración y compras. Pese a todo, muchos ciudadanos se quejan de las aglomeraciones que provocan a su llegada y durante su estancia.

Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Italia y Francia siguen siendo los principales países de procedencia de los cruceros que recalan en Cartagena, vinculados a su vez a la nacionalidad de las navieras.

Unos vienen y otros van. A los murcianos también les gusta viajar en crucero, siendo el Mediterráneo Occidental con salida desde Valencia su destino favorito, principalmente por el precio. Reservando ya mismo, vivir esta experiencia en un camarote doble interior, con todo incluido y salida el 15 de julio sale por unos 2.000 euros. Estas vacaciones en mitad del mar se suelen reservar, en la mayoría de los casos, con varios meses de antelación y principalmente en agencias de viaje.

«El 90% de los clientes lo contrata para junio, julio y agosto», asegura Marisa Moreno, agente de Viajes Nautalia, en la Plaza Juan XXIII de Cartagena. Familias, parejas y amigos tienen claro que el verano es la mejor época para hacer las maletas y conocer mundo durante siete noches. Y qué mejor forma de impregnarse de esta aventura que a través de las excursiones, que suelen adquirirse antes de embarcar o a bordo del buque. También triunfan los cruceros por el Mediterráneo Oriental, los Fiordos Noruegos y las Capitales Bálticas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos