El sector inmobiliario crecerá en 2018, pero con tasas algo más moderadas

La compra de segundas residencias creció el pasado año. S. T. / EFQ/
La compra de segundas residencias creció el pasado año. S. T. / EFQ

Se prevé que la venta de viviendas alcance un nivel de 570.000 operaciones, un 7% más

NE.Murcia

El buen tono de la economía nacional y las buenas perspectivas de la economía mundial, junto con un coste de financiación relativamente reducido, propician el crecimiento del sector inmobiliario en un contexto que deja atrás los niveles mínimos alcanzados durante la crisis. Tras un cierre positivo en 2017, el sector inmobiliario afronta un nuevo año de crecimiento en 2018, aunque con tasas algo más moderadas.

El año 2017 concluyó con 532.000 transacciones en el sector inmobiliario, un 16,3% más que en 2016. Los factores que explican este comportamiento son: el dinamismo de la economía y su capacidad para generar empleo, el optimismo de los hogares respecto a la futura evolución de la economía, el bajo coste de la financiación, la evolución positiva de la economía europea y un impacto moderado en el sector del aumento en la incertidumbre sobre la política económica. Con ello, las operaciones se alejan del mínimo registrado en 2013, cuando se vendieron poco más de 300.000 viviendas. Además, la compra de segundas residencias creció el año pasado un 20% con respecto a 2016, concentrando el 13,4% de las transacciones, el mejor registro desde el inicio de la recuperación.

Sin embargo, el comportamiento regional sigue siendo muy heterogéneo. En 2017, el mayor dinamismo de ventas se contempló en regiones que no habían liderado el inicio de la recuperación. Así, Castilla-La Mancha y Cantabria mostraron los mayores aumentos (un 27% en ambos casos), siendo dos regiones donde destaca el mercado de segunda residencia. De cualquier manera, todas las regiones se alejan de los niveles de mínimos (en el conjunto del país el crecimiento ha sido de casi el 80% desde 2013). En Baleares, Cantabria, Asturias y Madrid las ventas se han doblado desde mínimos de 2013. Por su parte, Extremadura, Murcia y Galicia son las tres comunidades donde menos han subido las ventas en este periodo.

El comportamiento regional sigue siendo muy heterogéneo

Las condiciones hipotecarias continúan favoreciendo a los compradores de viviendas. Los tipos de interés se mantienen en mínimos: el Euribor-12M cerró en el -0,190% el pasado mes de abril y el tipo hipotecario se mantiene en el entorno del 2,2% para las nuevas operaciones. La estabilidad financiera ha dado lugar a una proliferación de las hipotecas a tipo fijo: en 2017, el 31% del nuevo crédito hipotecario se referenció a tipos de más de 5 años (frente al 2,6% en 2014). Con todo, la firma de hipotecas crece en consonancia con la compraventa residencial y, en 2017, el volumen de crédito destinado por los hogares a compra de vivienda aumentó el 17,4%. En el primer trimestre de 2018 el avance fue del 11,1% interanual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos