Los nuevos hosteleros modernizan el sector con negocios novedosos

Los emprendedores se adentran en el mundo de la empresa con propuestas originales, como la cafetería Cereal Shooter. /EDU BOTELLA / AGM
Los emprendedores se adentran en el mundo de la empresa con propuestas originales, como la cafetería Cereal Shooter. / EDU BOTELLA / AGM

La formación del equipo humano es una de las piedras angulares de esta industria, que es un motor de empleo y riqueza en la Región, junto a la especialización de la oferta

BENITO MAESTREMurcia

La hostelería regional se actualiza con propuestas innovadoras. La cafetería Cereal Shooter abrió sus puertas el pasado 13 de noviembre en Murcia, concretamente en la calle Andrés Baquero, junto a la plaza de Santo Domingo, con un concepto novedoso: ofrecen más de cien variedades de cereales nacionales e importados y más de una docena de tipos de leche, pero no solo para desayunar, pues su horario se extiende hasta la noche. Dispone de tres formatos de tazones (S, M y L). Cuchara en mano, los clientes pueden completar la experiencia con una amplia selección de 'toppings' (Conguitos, Filipinos, Huesitos...), galletas Oreo (Red Velvet, crema de cacahuete, limón...) y 'pop-tarts', unas galletas rellenas que se prehornean para quedar crujientes por fuera y cremosas por dentro. La carta, que se actualiza constantemente con nuevas referencias, también incluye cafés y refrescos clásicos y originales, como Coca-Cola de vainilla, Fanta de mango o Seven Up de ciruela.

La respuesta de los murcianos a la primera cafetería de cereales ha sido buena, asegura Adrián López, uno de los tres socios del negocio. Los mayores picos de afluencia se registran en las franjas de las 11.00 y las 18-19 horas, coincidiendo con los desayunos y meriendas.

En Cartagena desembarcó hace unas semanas La Loca Juana, un bar de vinos que nace con el objetivo de devolver a las míticas tabernas su poder de reunión social, así como acercar esta materia prima a los jóvenes. La nueva vinoteca se ubica en la Plaza de San Francisco, esquina con la calle Campos, e invita a una tapa de cortesía por cada consumición. Cuenta, además, con una carta de tapas y tostas para maridar con los mejores vinos nacionales e internacionales. Basado en un formato moderno, atractivo e innovador, esta franquicia se ha instalado en la Región tras la apertura de dos negocios en Madrid, y ya busca locales para implantarse en Andalucía.

Los municipios del Mar Menor tenían 43.000 contratados de enero a octubre Se prevé un aumento del 38% en las ofertas de trabajo

La empleabilidad en el sector de la hostelería mantiene una senda de crecimiento sostenido en la Comunidad, donde el número de parados al término del mes de octubre se situó en 12.798, lo que supone un descenso de 389 personas respecto a la misma fecha de 2016, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En concreto, los municipios del Mar Menor han registrado entre enero y octubre de este año un total de 42.873 contratos en hostelería, lo que representa el 29% de los realizados en las actividades de alojamiento turístico y restauración durante ese periodo.

Hay más cifras que apuntan en esta dirección. La afiliación a la Seguridad Social en los negocios y empresas de hostelería y agencias de viajes sumaba a finales de octubre 38.423 trabajadores, un 2,8% más que en el mismo periodo del año anterior. De esta manera, la Región se sitúa entre las comunidades con mayor ritmo de crecimiento de la afiliación, tras Madrid, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía.

«Nuestro objetivo, junto a todo el sector, es lograr que en 2020 existan en la Región 9.500 establecimientos de restauración, 1.500 más que en la actualidad, así como generar 6.500 nuevos empleos, para situar en 40.600 el número de afiliados a la Seguridad Social en las actividades de restauración. No solo queremos un incremento cuantitativo, también cualitativo para lograr atraer cada día a más visitantes», afirma el consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán.

La formación es fundamental e indiscutible para que el equipo humano de un establecimiento hostelero preste un servicio de calidad y confianza, tanto que es la razón por la que un cliente decide no entrar por vez primera sino repetir.

Olor a talento, creatividad y excelencia rezuma en el Instituto Superior de FP de Hostelería y Turismo Vesta, en la carretera Santa Catalina de Murcia, donde centenares de alumnos se forman en cocina y sala para profesionalizar dos motores que generan riqueza y empleo. El centro cuenta con un proyecto educativo especializado, compuesto por títulos de Grado Medio (técnico en Cocina y Gastronomía y técnico en Servicios de Restauración) y Grado Superior (técnico en Dirección de Cocina y técnico en Dirección de Servicios de Restauración). También imparte formación a distancia, una modalidad en igualdad de condiciones que la opción presencial y que gana adeptos por ser un proceso de aprendizaje ideal para profesionales en activo.

De hecho, el 90% de los alumnos de Vesta consiguen un empleo al finalizar sus estudios a través de su Bolsa de Trabajo. Las nuevas hornadas de jóvenes salen con una alta preparación, pues durante la etapa educativa realizan prácticas en los mejores establecimientos de la Región. Así que no es de extrañar que se matriculen estudiantes de otras comunidades españolas, como País Vasco, Madrid, Valencia y Canarias.

El instituto predica una filosofía orientada a sacar lo mejor de sí mismos, tener confianza para ser su propia marca y crecer como persona y profesional, educando en contenidos y valores. Se alcanzan estos objetivos gracias a un claustro que, aparte de estar formado, arrastra una larga experiencia laboral y profesional en el sector.

Comidas o cenas. Con familiares, amigos o compañeros de trabajo. Estos encuentros son todo un clásico de la Navidad y se estima que aumentarán notablemente este 2017, con las mejores previsiones de los últimos años. Muchos bares, restaurantes y salones de celebraciones ya cuelgan el cartel de completos en algunas jornadas de diciembre, sobre todo, los viernes y sábados.

Los ciudadanos retoman esta costumbre con más alegría y también realizan un mayor gasto. El precio medio de estos menús especiales es, fundamentalmente, de unos 30 euros, con 25 como base y 50 euros como tope.

A más actividad en el sector, más empleos. Se prevé un aumento de ofertas de trabajo del 38% para esta Navidad, según datos del portal de empleo Turijobs.com. Para salvar la campaña, la hostelería demanda cocineros, pinches y camareros para reforzar las plantillas, ya que esta época es clave para el consumo, amén del aumento del sector turístico.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos