Los murcianos, espectadores de lujo del Mundial de Rusia

Las ganancias del sector de la restauración aumentarán un 66% el día de la final, con respecto a un domingo de julio sin fútbol, según un estudio. FREEPIK/
Las ganancias del sector de la restauración aumentarán un 66% el día de la final, con respecto a un domingo de julio sin fútbol, según un estudio. FREEPIK

El inicio del campeonato dispara la venta de televisores de pantalla grande para animar a la selección española en compañía de amigos y familiares

BENITO MAESTRE.Murcia

Pocos acontecimientos como un Mundial de Fútbol despiertan tanto el orgullo nacional. Hoy arranca el de Rusia, con 32 selecciones y 736 jugadores dispuestos a conseguir la codiciada Copa del Mundo (World Cup, su verdadero nombre). De ellos, 23 componen el conjunto español, que busca sumar -a pesar de los sobresaltos de las últimas horas con cambio de seleccionador incluido- su segunda estrella a la camiseta y debutará mañana ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. Por su parte, el Rusia-Arabia Saudí abrirá esta tarde la competición.

Tras cuatro años de espera, los amantes del fútbol de élite se preparan para experimentar una histeria colectiva durante los próximos 30 días. De este modo, ultiman los preparativos con la compra de televisores, aires acondicionados, equipaciones y banderas 'rojigualdas', entre otros, para animar al combinado nacional.

Como todo evento futbolero que se precie, el dónde y con quién verlo suponen un plus a la hora de solazar los 90 minutos de cada encuentro. Para ver un buen partido, la inmensa mayoría sigue prefiriendo la compañía de amigos y familiares, bien en casa o el bar. En concreto, el sector de la hostelería se volcará por completo con el Mundial de Rusia, hasta el 15 de julio, para que los aficionados de La Roja y de otros clubes sientan los colores. Por tanto, no faltarán los elementos decorativos (banderas, pósteres, pinturas para la cara...), más sillas de lo habitual y, cómo no, un importante acopio de cerveza.

Los comercios de electrónica lanzan promociones para subir las ventas Se estima que la facturación de los bares aumente un 5% estos 30 días Los vuelos de ida y vuelta al país de los zares rondan los 1.000 euros

«El fútbol te puede gustar mucho o poco, pero cuando juega España todos nos unimos para animarla», confiesa Charo Riquelme, propietaria de la cafetería Deluxe, uno de los puntos de reunión entre los futboleros de la pedanía de Barinas. Durante la Copa del Mundo, «tengo planeado poner menús económicos e invitar a una ronda de chupitos por cada victoria de nuestra selección», promete.

Pero aunque los partidos se emiten en abierto, mal que pese, aún existe la costumbre de acudir al bar para vivir un mes intenso de locura futbolera, con amigos, tapas y cañas fresquitas. El local Fitzpatrick's Murcia, en la plaza Cetina, dispone de una amplia gama de cervezas para tomarse los partidos con otro sabor, ya que su carta incluye referencias belgas, alemanas, británicas... Lo que, a su vez, atrae a los aficionados internacionales para apoyar a sus equipos con productos de sus tierras. «Nuestros clientes se sienten a gusto en nuestras instalaciones», apunta Antonio Nicolás, socio del negocio.

Se espera que la hostelería regional aumente entre un 5% y 10% su facturación durante estos días con respecto al mismo periodo del año anterior (sin campeonato), según un estudio de UniversalPay, marca especializada en soluciones de pagos físicos y digitales para comercios. Islas Canarias y Aragón registrarán prácticamente ese mismo volumen, mientras que La Rioja y Melilla incrementarán las transacciones con tarjeta un 146% y 119%, respectivamente. En el lado opuesto de la tabla se sitúa País Vasco, donde las ganancias disminuirán hasta el 23,3%. A nivel nacional, el Mundial de Rusia reportará un 25% más de beneficios solo en pagos electrónicos.

La evolución de España también influirá en el sector, ya que sus victorias están directamente relacionadas con ese porcentaje: por cada encuentro, los beneficios subirán al menos un 16%. Además, la facturación en los fines de semana representará un 23% más que de lunes a jueves, con un gasto medio de 30 euros frente a los 25 de entre semana. El día de la final, los beneficios se incrementarán un 66% con respecto a un domingo de julio sin campeonato.

Ser testigo del segundo triunfo mundial de La Roja no es 'peccata minuta'. Si el 15 de julio se repitiera la hazaña de 2010, cuando Iniesta marcó el gol decisivo a Holanda, lo imprescindible es contar con un buen televisor para asistir a un momento histórico. De hecho, cada cuatro años se registra un repunte en la venta de electrónica, dado que la Copa del Mundo supone un reclamo para los hogares interesados en renovar sus televisiones. «Es una de las grandes excusas para cambiarlas, junto al auge de las plataformas de 'streaming' tipo Netflix o HBO», indica David Rubio, dueño de Electrodomésticos del Sureste, en la carretera de Alicante, en Murcia.

Con el Mundial de Alemania, en 2006, arrasaron las pantallas planas; hace cuatro años, con el de Sudáfrica, las led, y ahora triunfan las grandes. Las ventas de teles de entre 50 y 65 pulgadas se han disparado en las últimas semanas, no obstante, los compradores también tienen en cuenta factores como el espacio del salón, el presupuesto o la definición de la imagen a la hora de decidirse.

Este comercio cuenta con una completa gama de modelos que, aprovechando la coyuntura, ha rebajado los precios para dinamizar las ventas. Por ejemplo, su catálogo incluye televisores de 50 pulgadas a partir de 420 euros, siendo su precio de salida de 499 euros. «Es un producto bastante ofertado», recuerda el empresario.

Los clientes pueden completar la experiencia mundialista en Electrodomésticos del Sureste con un frigorífico más eficiente para enfriar las cervezas o un aire acondicionado más potente para aplacar las altas temperaturas. También ofrece muebles de cocina y colchonería. Igualmente tiene una segunda tienda en el barrio de San Antón.

Este año, los espectadores podrán disfrutar en abierto de los 64 partidos de la competición desde hoy, ya que Mediaset (Telecinco, Cuatro y BeMad) posee en exclusiva los derechos de emisión. A esto se suma el cómodo horario en el que se disputarán algunos de los encuentros más esperados, así como todos los de España en la primera fase, a las 20 horas.

Además, los centros comerciales Nueva Condomina, Thader y Espacio Mediterráneo emitirán todos los partidos en sus pantallas gigantes para que los clientes más forofos no se pierdan ninguna jugada del deporte rey.

De siempre, los mundiales despiertan el orgullo nacional. Cada uno lo demuestra a su manera: con camisetas de la selección española, publicaciones en las redes sociales y banderas 'rojigualdas' en los balcones. Pero en muchos ya ondean desde hace meses como consecuencia del conflicto en Cataluña, situación que disparó la venta de enseñas en todo el país. «Vendimos más de 3.000 metros de tela con el conflicto independentista; fue un bum», recuerda Francisco José López, gerente de Banderas Fidel, en Cartagena.

En parte, el referéndum cubrió la provisión de banderas para el actual sentir general, ya que se trata de «un producto duradero». «A día de hoy, la demanda no es muy fuerte», argumenta el comerciante, quien confía en que repunte conforme La Roja vaya clasificándose. «Ojalá tuviera colas en mi tienda», desea.

Porque no es lo mismo contarlo que vivirlo, como diría la periodista Samanta Villar, muchos se han liado la manta a la cabeza y han sacado los billetes de avión para animar a España en el país de los zares. Estas últimas semanas, por las agencias de viaje han pasado numerosos murcianos para preguntar por los precios, que oscilan entre los 800 y 1.000 euros por paquete (incluyen vuelos de ida y vuelta, traslados, etc.) para asistir a un único partido (entradas aparte). Estas escapadas suponen un adelanto de las vacaciones de verano para la mayoría de los viajeros, a las que más ellos que ellas no quieren renunciar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos