El Hospital de Molina, pionero en monitorización cardíaca 'online'

Detalle del chaleco que incorpora el sistema de monitorización. /HM
Detalle del chaleco que incorpora el sistema de monitorización. / HM

NE.Molina de Segura

El Hospital de Molina se convierte en el primer Hospital de España en ofrecer a sus pacientes el Servicio de Monitorización Cardíaca Online, en colaboración con la 'start-up' Copcar. Se trata de un sistema inteligente de monitorización pionero en su arquitectura y en el ámbito de la e-Health, capaz de controlar en tiempo real los efectos de accidentes cardiovasculares en enfermos crónicos de alto riesgo y avisar a los servicios de emergencia sin intervención del paciente. Este Sistema ha sido creado por Carlos Jiménez Muñoz y el doctor Tomás Vicente Vera.

«La Monitorización Cardíaca Online forma parte de nuestra apuesta por la aplicación de las nuevas tecnologías al servicio de la salud de nuestros pacientes. Teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incorporación de este dispositivo a nuestro Hospital supone un paso más en las prestaciones de nuestro Servicio de Cardiología donde trabajamos con diversas pruebas diagnósticas enfocadas, especialmente, a deportistas de alto nivel y cualquier persona que realice asiduamente práctica deportiva», afirma el director-gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez. Este sistema, en palabras del Cardiólogo del Centro Hospitalario, doctor Alfredo Garzón, «supone una prueba diagnóstica de enorme valor tanto en el ámbito de la cardiología clínica como en la deportiva».

El sistema de monitorización consiste en un chaleco sensorizado y conectado por Bluetooth a un 'smartphone' con el 'software' de diagnóstico Copcar instalado. A su vez, el teléfono móvil está conectado a la central de vigilancia de la 'start-up', desde donde se aplica un protocolo de atención médica de emergencia, nada más detectarse cualquier anomalía en el usuario.

«Nuestro sistema reduce hasta en un 80% el tiempo de estabilización del paciente que sufre una crisis cardiaca y contribuye a disminuir el índice de mortalidad, aportando tranquilidad a pacientes y familiares antes cualquier riesgo. Debemos tener en cuenta que en España, más de 130.000 personas mueren al año por una enfermedad relacionada con el corazón, como son infarto agudo de miocardio, fibrilación o taquicardias», destaca Reyes Samper, gerente de Copcar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos