Las estaciones de servicio evolucionan hacia el 'todo en uno'

Las gasolineras buscan satisfacer las necesidades de todo tipo de clientes con servicios extra. /LV
Las gasolineras buscan satisfacer las necesidades de todo tipo de clientes con servicios extra. / LV

Comprar en un supermercado o sacar dinero son algunas de las funciones que ofrecen a día de hoy las gasolineras

LYDIA MARTÍN.

Las estaciones de servicio no han dejado de evolucionar en los últimos años. Las gasolineras dejaron hace mucho tiempo de ser simplemente un lugar donde repostar para abrirse a un abanico de posibilidades al servicio de sus clientes.

Más allá de conocerse como el lugar donde hacer la parada para el café o tomar un aperitivo a mitad del camino, las gasolineras han ido innovando para convertirse no en una opción, sino en parada obligatoria gracias a sus prestaciones y nuevos modelos de negocio. Esta tendencia a ofrecer más ha hecho que los propios consumidores elijan muy bien sus paradas y se decanten por una u otra estación de servicio según lo que estén buscando o necesiten en ese momento.

Las estaciones de servicio tienen la responsabilidad de mejorar cada día por su bien propio y el de sus clientes a través de servicios adicionales. Con esto no únicamente se refiere a la opción de repostar, poder lavar el vehículo o comprobar la presión de los neumáticos -algo de lo que disponen la mayoría de gasolineras- sino a evolucionar para ofrecer tiendas 24 horas, cafeterías o incluso supermercados para esas compras imprevistas que surgen en el último momento.

Sin embargo, no todo es una evolución hacia servicios externos. Algo que ha modificado las estaciones de servicio es la aplicación de nuevas tecnologías que hagan más sencillo el repostaje. A través de pantallas táctiles los propios clientes pueden hacer uso del autoservicio y repostar en fáciles pasos; sólo hay que seguir las instrucciones que se dan en el surtidor.

Estas nuevas herramientas favorecen mayor rapidez a la hora de repostar y son especialmente utilizadas en las gasolineras 'low cost'.

Como lugares de repostaje, las estaciones de servicio tienen que adaptarse a los nuevos combustibles e ir más allá de gasolina y gasóleo. Los combustibles alternativos no son fáciles de localizar, ya que no están disponible en todas las gasolineras, aunque sí es cada vez más frecuente que éstas se adapten y ofrezcan el repostaje de gas o incluso un punto de recarga eléctrico. La adaptación de la gasolinera a estos nuevos suministros supone una apuesta de futuro, teniendo en cuenta la evolución de los combustibles y el uso de híbridos y vehículos a gas.

De hecho, el gas natural vehicular es utilizado por más de 20 millones de vehículos en el mundo, desde furgonetas a turismos o vehículos pesados urbanos como autobuses y camiones de recogida de residuos, según datos de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad.

La dificultad de encontrar lugar donde poder efectuar este tipo de repostajes ha motivado la creación de aplicaciones para móviles como es el caso de Autogas GLP Spain, que utiliza el GPS del teléfono y la aplicación de mapas para ofrecer estaciones de servicio más cercanas, y puede mostrar las estaciones con GLP en una ruta programada de hasta cinco puntos geográficos.

En el caso de Gas Natural Fenosa, en su propia página informan de las estaciones de carga públicas de GNC y GNL, e incluso instrucciones de cómo realizar la carga correctamente.

Aunque no se trata de un servicio novedoso, sí que supone un valor añadido, especialmente para viajeros de largo recorrido. Los hoteles, que van desde dos estrellas a hoteles de mayores prestaciones buscan ofrecer un sitio de confort donde descansar para poder continuar con el viaje programado.

Estos hoteles además ofrecen el valor añadido de los restaurantes que poseen, que ofrecen menús del día con platos caseros y todo tipo de snacks para reponer energías. En conjunto, suponen un extra para que la estación de servicio sea un lugar idóneo para realizar una parada.

Sacar dinero en una gasolinera ya es posible. El 'cashback', como se le denomina, ha aterrizado en España para ofrecer un servicio novedoso a los clientes en las gasolineras. Se trata de pagar con tarjeta en estas estaciones de servicio por importes superiores al valor de compra y poder recibir así en efectivo la diferencia del coste.

Aunque este método ya es popular en zonas como Reino Unido o Estados Unidos, en España el pionero ha sido ING Direct, permitiendo la retirada en gasolineras gracias a su aplicación móvil Twyp Cash en el móvil. Permite retirar de 20 a 150 euros.

Este sistema supone un paso más de acceso al dinero de numerosos ciudadanos sin que tengan que desplazarse a buscar el cajero más cercano.

La unión de gasolineras y supermercados se realiza en dos vertientes: desde grandes superficies que incluyen gasolineras de su propia marca, hasta las propias estaciones de servicio que incorporan supermercados como una extensión natural.

En el último caso se ha convertido en una gran tendencia en la actualidad, dejando de ser un espacio con productos de primera necesidad a ofrecer una amplia gama de productos, o incluso motivar la apuesta de cadenas de supermercados para adherirse a estaciones de servicio.

La tendencia de supermercados 24 horas en las gasolineras no deja de ganar seguidores, ya que además de repostar pueden comprar en cualquier momento del día todo aquello que necesiten.

La funcionalidad de las estaciones de servicio ha despertado la curiosidad de diferentes cadenas de comida, que deciden apostar para abrir nuevos establecimientos donde ofrecer sus productos. En el caso de la alimentación, además de los propios restaurantes de hoteles y pequeños bares anexos, algunas multinacionales han decidido acercarse a estas gasolineras, especialmente en el caso de comida rápida.

La posibilidad de comer y tener diferentes alternativas alimenticias supone un factor decisivo a la hora de elegir las paradas en estaciones de servicio.

Fotos

Vídeos