Cora Global, un enfoque proactivo e innovador para el sector del mueble

Fachada de la sede central y fábrica de Cora Global, en La Unión. Arriba, detalle de cocina expuesta. /S.T./Efq
Fachada de la sede central y fábrica de Cora Global, en La Unión. Arriba, detalle de cocina expuesta. / S.T./Efq

La compañía se encuentra inmersa en un plan de expansión que le ha permitido consolidar su apuesta en el mercado nacional e internacional

S.TRIGUERO.

Experiencia y especialización son la base sobre la que se asienta el éxito de numerosos negocios. Pero no es suficiente argumento si el objetivo es seguir marcándose nuevos retos, especialmente cuando en el sector entran en juego nuevos agentes competitivos. Un ejemplo de este continuo salto de calidad lo encontramos en Cora Global, firma especializada desde hace más de 50 años en la fabricación de cocinas, despuntando por sus modelos confortables y funcionales.

En este sentido, la estrategia y planes de negocio en todas y cada una de las empresas de la compañía buscan un enfoque proactivo, dinámico e innovador a la hora de desarrollar su negocio e impulsar su actividad en un entorno exigente como el actual.

Defienden una filosofía en la que «nuestro jefe es el cliente». «Satisfacer sus necesidades y superar sus expectativas, es nuestra razón de ser. Por este motivo, estamos muy comprometidos con la excelencia en la fabricación, compromiso en calidades, formación, seguimiento post venta y asesoramiento constante a nuestros clientes y distribuidores», aseguran.

En este sentido, Cora Global se encuentra ante el proyecto ilusionante de trasladar esta experiencia a otras líneas de productos como armarios y baños para diversificar su mix de producción. Al mismo tiempo, también está desarrollando una nueva línea de cocinas que proporcionará al cliente la posibilidad comprarla desmontada e instalarla el mismo, con el consiguiente ahorro de costes para el cliente.

En su deseo de mejorar su servicio y alcance comercial, también ha incorporado una nueva área de lacado, ya que muchas peticiones pasaban por colores y texturas difíciles de encontrar en el mercado. En este sentido, apunta que «las nuevas tecnologías han sido decisivas para la exportación, ya que nos han permitido cumplir las expectativas de los clientes más exigentes y satisfacer sus necesidades».

Cora Global es una de esas empresas que ha sabido ver en la crisis una oportundiad de negocio. En su caso enfocó sus líneas de productos a consumidores más exigentes y se lanzó al mercado internacional mediante acuerdos de colaboración con exportadores y para desarrollar proyectos llave en mano en un tiempo récord.

Durante los últimos años ha desarrollado contactos comerciales con gran número de clientes en el extranjero, estableciendo puntos de distribución con socios locales en mercados maduros como Estados Unidos y Canadá y en mercados con fuerte potencial de crecimiento de Oriente Medio y África. Por ejemplo, a finales de año pretende inaugurar un nuevo punto de distribución en Miami.

De forma paralela, ha doblado en los últimos meses el número de tiendas propias bajo las marcas Mio Cid y Doorking. Además, fruto del acuerdo firmado este verano con El Corte Inglés acaba de abrir su primer punto de venta en Madrid, con un expositor de más de 200 metros cuadrados.

En este tiempo, Cora Global no ha dudado en solicitar los servicios de asesoramiento y financiación del BBVA, entidad con la que mantiene una «relación excelente, que esperamos que siga mejorándose y ampliándose si cabe en el futuro, lo que sería una buena señal».

En concreto, la dirección de Cora Global destaca «el apoyo brindado por la directora de nuestra oficina de referencia del BBVA Inma Monteagudo, que fue decisivo en un momento crucial para la compañía. Gracias a la financiación del BBVA pudimos desarrollar un ambicioso plan de reestructuración y puesta en valor de las compañías del grupo, con el que reorganizamos nuestras actividades en diferentes unidades de negocio con el objetivo de preparar la expansión que ahora estamos desarrollando».

La ayuda financiera ofrecida por BBVA permite ahora al grupo pensar en nuevos retos, acordes a esta una nueva fase de expansión de la economía. «Además del crecimiento de nuestras tiendas propias estamos desarrollando acuerdos estratégicos para incrementar una estructura comercial que aumente nuestra capilaridad en el mercado nacional. En el exterior el objetivo son los países en crecimiento, con fuerte presencia del sector inmobiliario, que tiene como es sabido un fuerte efecto arrastre sobre el sector del mueble», aseguran.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos