Comercial Industrial García adquiere cinco carretillas de BYD a Tomi Maquinaria

Tomi Maquinaria entrega las cinco carretillas de BYD a Comercial Industrial García.
/ J. C. CAVAL / EFQ
Tomi Maquinaria entrega las cinco carretillas de BYD a Comercial Industrial García. / J. C. CAVAL / EFQ

Los nuevos equipos constan de baterías de litio hierro fosfato para optimizar la productividad

B. MAESTRE. MOLINA DE SEGURA

Comercial Industrial García, empresa puntera en el suministro industrial a nivel nacional, ha renovado parte de su flota con la adquisición de cinco carretillas elevadoras de BYD con baterías de litio hierro fosfato a Tomi Maquinaria, el distribuidor oficial en la Región de Murcia y Almería de la marca china. Estos vehículos eléctricos sustituyen a las carretillas elevadoras térmicas diesel que la compañía de Molina de Segura utilizaba en el desarrollo de su actividad. «El principal dato que nos atrajo en esta operación fue el ahorro de aproximadamente 115 toneladas en emisiones de CO2, sin mermar la producción y la autonomía, unido a la concienciación de nuestra empresa con el medio ambiente», explica Andrés García, director comercial de Comercial Industrial García.

Además, las carretillas de BYD cuentan con un diseño ergonómico que reduce la fatiga del conductor y optimiza, de este modo, la productividad, puesto que «el operario no tendrá que bajar su rendimiento por la merma que suponía en su autonomía de trabajo el cambio entre las carretillas diésel y las convencionales eléctricas con baterías de plomo-ácido», asegura Antonio Martínez, gerente de Tomi Maquinaria.

Los nuevos equipos son capaces de trabajar durante tres turnos seguidos (24 horas) con una sola batería y las cargas se realizan en apenas 30 minutos. «El hecho de cargarlas durante los tiempos muertos (almuerzos, cambio de turno...) para igualar la autonomía que proporciona una carretilla diesel ya supone un auténtico éxito», añade García. Por si fuera poco, la marca garantiza que transcurridos los ocho años de vida la batería conservará, al menos, el 65% de su capacidad útil. Igualmente, este modelo es seguro, silencioso, no contamina ni precisa de mantenimiento. «Según datos calculados por un auditor externo, mediante esta adquisición obtendremos un ahorro de aproximadamente 150.000 euros al cabo de ocho años solo en consumo de combustible».

La carga de cada modelo aguanta tres turnos de trabajo seguidos

En esta operación de compraventa, el concesionario de Lorquí ha trasladado a Comercial Industrial García la cobertura de la garantía de cinco años que marca el fabricante, al tiempo que le ha calculado un rendimiento mínimo aproximado del 85% en las carretillas elevadoras a partir de los ocho años de actividad.

Tomi Maquinaria comercializa en exclusividad la gama de BYD en el Sureste español desde mediados de 2016 y hasta el momento, «las expectativas se han superado con creces, continúa Martínez, dado que el pasado año fuimos el tercer distribuidor de Europa en número de unidades vendidas y en este ejercicio prevemos mejorar las previsiones».

Esta empresa especializada en la venta, alquiler y reparación de carretillas elevadoras completa su portfolio con los modelos de Unicarriers (Nissan Forklift) y Bendi Forklift. Próximamente, incorporará el sistema de logística y transporte robotizado que permita programar las rutas de un AGV en el interior de instalaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos