Alquiler de directivos

Pese a tener la contratación temporal un mayor impacto en las capas inferiores de las compañías, de un tiempo a esta parte ha crecido el alquiler de directivos, denominado 'headrenting'. Principalmente, las pymes y 'start-ups' han auspiciado esta tendencia, que se popularizó durante los años duros de la crisis. Los propietarios de las compañías los reclutan a medida que sus negocios van creciendo y precisan de nuevas funciones directivas. Eso sí, el alquiler de este perfil se hace de forma muy pausada y meticulosa, con cierto recelo.

Estos ejecutivos suelen compaginar sus funciones en distintas empresas, lo que denota adaptación y capacidad de trabajar en diferentes entornos, un aspecto que no resulta negativo aunque lo pudiera parecer. En general, se les pide que tengan más de diez años de experiencia y que en ese tiempo hayan estado en cinco firmas, como mínimo. El alquiler, normalmente, oscila entre los seis menos y los dos años de duración, con unos honorarios que se mueven entre los 100 y 400 euros al día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos