La Verdad

Botalla de Celia Rosé. BSI
Botalla de Celia Rosé. BSI

Celia Rosé, de Bodegas BSI, abre camino a los vinos rosados con D. O. Jumilla

Bodegas BSI vuelve una vez más a ratificar su posición como referente en la elaboración de vinos innovadores a partir de la variedad Monastrell, en este caso con Celia Rosé: un vino alegre, joven, ligero y desenfadado que nace para tender un puente entre los nuevos consumidores y aquellos que se denominan winelovers. Se trata de un vino capaz de transmitir emociones a ambos y no dejarlos indiferentes, porque «Celia Rosé es un vino, no un producto», sentencian desde la bodega.

El equipo de enólogos de BSI, comandado por Francisco Pardo, ha trabajado durante varias vendimias en la consecución de este vino, buscando en la viña y en la elaboración el equilibrio perfecto que ha dado como resultado a Celia Rosé. La cuidada selección de viñas y parajes, el metódico seguimiento de su madurez para conseguir una acidez adecuada que transmita esa frescura, su vendimia a mano en cajas, la selección racimo a racimo para evitar roturas de granos y así procurar la máxima sanidad de la uva, una delicada y cuidadosa elaboración han dado como resultado este vino.

Celia Rosé tiene un delicado color rosado salmón. Intenso y elegante aroma floral y sutiles frutos rojos de fresa, mora y cereza. En boca es ligero, muy suave, sensaciones dulces y con una discreta acidez que lo hace muy fresco.

Bodegas BSI logra una vez más, gracias a su continua labor de investigación en la variedad Monastrell, innovar en el segmento de los rosados monovarietales de Monastrell, dar una vuelta de tuerca más a esta variedad, como ya lo hiciera la pasada campaña con la elaboración y lanzamiento del primer vino tinto Monastrell Sin Sulfitos o su hegemonía en la elaboración de vinos de pie franco.