La Verdad

Ginés Méndez, consejero delegado de Lorquimur, dedicando unas palabras en nombre de la empresa tras recibir el premio.
Ginés Méndez, consejero delegado de Lorquimur, dedicando unas palabras en nombre de la empresa tras recibir el premio. / C. C. L.

Lorquimur, salvaguarda del patrimonio histórico en España

  • El premio de la Cámara viene a reconocer «el trabajo bien hecho durante estos últimos veinte años»

Lorquimur, empresa especializada en todas las disciplinas relacionadas con la restauración y conservación de bienes del Patrimonio Artístico, fue una de las firmas distinguidas con un premio por la Cámara de Comercio e Industria de Lorca, en concreto en el apartado Servicios.

«Este premio viene a reconocer el trabajo bien hecho durante más de 20 años», aseguran desde la dirección de Lorquimur, que reconocen que «es un orgullo recibir este premio en nuestra tierra, que viene a sumarte a otros muchos, entre ellos el Europa Nostra 2016, el premio mas importante que se entrega en Europa para la restauración del patrimonio histórico y que este año nos otorgaron por las obras realizadas en seis iglesias de Lorca tras los terremotos de 2011».

La empresa es todo un referente en la restauración del patrimonio histórico, ya sea mueble o inmueble. Su categoría y ejemplaridad le han llevado a estar entre las cinco mejores de su sector a nivel nacional. También hace construcción pura y dura, obra de nueva planta y, aunque ésta no sea la principal actividad de su negocio, lo cierto es que ha realizado trabajos significativos que también han sido premiados como el Museo de Bellas Artes en Murcia.

Son numerosos los rasgos diferenciales que han hecho que Lorquimur sea competitiva en su sector. «Al ser una empresa familiar, una de nuestras señas de identidad es sin duda la proximidad y la cercanía, además de que tratamos de cerrar el círculo de la calidad haciendo nosotros mismos todos los trabajos por especializados que sean», confirman desde Lorquimur, cuyo bagaje también se apoya en la cualificación de equipo profesional, en el que se encuentran técnicos relacionados directamente con la albañilería, pero también escultores, instaladores, restauradores y, en definitiva, profesionales bien formados en casi todos los campos.

Entre las obras de relevancia desarrolladas por Lorquimur están las referentes a la recuperación del patrimonio destruido en Lorca tras los terremotos. «No querríamos destacar ninguna en particular, pero le tenemos un especial afecto a la Iglesia de Santiago que tan mal parada salió de los sismos; nuestra Colegiata de San Patricio, fuera de Lorca; es de rigor destacar el Castillo de Belmonte en la provincia de Cuenca, de la familia Fitz-James; y la sede del Ministerio de Hacienda, en plena Puerta del Sol madrileña. Pero si algo ha marcado el devenir de estos últimos años ha sido nuestra consolidación en el mercado nacional y el nacimiento de nuestra filial en Roma, Lorquimur Italia».

En cuanto a los proyectos que maneja la firma está seguir consolidándose en su sector. «Debemos seguir trabajando duro y bien. En una palabra, mantenernos, porque no es nada fácil llegar a donde estamos y mantener nuestra plantilla mes tras mes desde hace ya varios años. El próximo año seguiremos trabajando con las Universidades de nuestro entorno y desarrollando aún más nuestra parte de I+D+i, que sin duda nos ayudará a conseguir mas objetivos», apuntan.

Los retos les llevan igualmente a continuar con su estrategia de especialización, pues «los profesionales más especializados son también los más productivos, y las empresas que cuentan con ellos sin duda son las más competitivas. Y a día de hoy una empresa tiene que ser competitiva para poder seguir arriba en un mercado cada vez mas globalizado».