La Verdad

Casa Rojo persigue la excelencia del vino

Equipo al completo de la bodega Casa Rojo.
Equipo al completo de la bodega Casa Rojo. / C. ROJO
  • Amefmur ha distinguido a esta bodega de Jumilla con el galardón de familia empresaria del año

José Luis Gómez y Laura Muñoz dirigen Casa Rojo bajo una visión innovadora y revolucionaria, con la que están obteniendo grandes resultados: vinos de ocho denominaciones de origen, con personalidad y de gran sabor. Gracias a esa perspectiva, Amefmur ha distinguido a esta bodega de Jumilla con el galardón de familia empresaria del año. «Supone un reconocimiento a nuestro trabajo y un nuevo impulso», afirman desde la firma.

Con nombres tan llamativos como La Marimorena, Moltó Negre, The Orange Republic, el Gordo del Circo, The Invisible Man, Maquinon y Macho Man, las botellas de Casa Rojo se exportan a 36 países de todo el mundo. «Elaboramos vinos para los que quieren disfrutarlos sin guiarse de las puntuaciones de los grandes críticos del sector», subrayan. La idiosincrasia de la entidad combina el saber con la buena praxis para que el consumidor se deleite en cada sorbo, porque «amamos lo que hacemos y estamos orgullosos de nuestra forma de trabajar».

Asimismo, la compañía «cuida al milímetro» la imagen de sus vinos con diseños originales, cargados de humor y rasgos que representan la identidad de cada zona productora, para otorgarles un valor característico. «Tenemos una forma diferente de comunicar, de interactuar, de trabajar», y esta máxima se refleja en el mimo por los detalles, tanto del exterior como del interior.

La entidad apuesta por el trabajo, el esfuerzo y el aprendizaje, unos valores de raza para seguir creciendo y mejorando. «Nos adaptamos a las nuevas tendencias, estudiamos lo que quiere el cliente, observamos las modas del momento, etcétera, pero somos leales a la familia, al campo, al 'terroir', en definitiva, al origen».

Casa Rojo cuenta con una plantilla multidisciplinar integrada por enólogos, sumilleres, diseñadores y otros profesionales del sector, que persigue elaborar el vino perfecto. «Somos un equipo que ya se ha convertido en una familia, en la que todos aportamos nuestros conocimientos y nuestro granito de arena».

El objetivo primordial de la empresa es la excelencia, sin dejar nada al azar. «Nos recorremos España para buscar las zonas que mejor reflejen ese patrimonio vinícola con el que contamos, y el resultado es la elaboración de grandes vinos con variedades autóctonas en ocho denominaciones de origen España -incluida Jumilla-». Por fortuna, la bodega dispone de unos viñedos ricos en nutrientes de los que emanan la excelente materia prima para producir esos vinos tan preciados en buena parte del planeta. «Casa Rojo sabe a rebeldía, modernidad e innovación, pero también a tradición, respeto y autenticidad».