'Tardevieja' con petardos y aglomeraciones en Murcia

Panorámica de Santa Catalina y Las Flores, dos de las plazas preferidas por los murcianos para el 'tardeo' el día de Nochevieja. En la imagen, abarrotadas./VICENTE VICÉNS / AGM
Panorámica de Santa Catalina y Las Flores, dos de las plazas preferidas por los murcianos para el 'tardeo' el día de Nochevieja. En la imagen, abarrotadas. / VICENTE VICÉNS / AGM

Dos jóvenes fueron denunciados y una chica sufrió heridas; Hostemur admite que la despedida resultó «menos fuerte»

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El 'tardeo' en Nochevieja se ha consolidado entre los murcianos como una forma de celebración del fin de año. Quedar para el aperitivo por la mañana, almorzar de paso, tomarse una café y, si se tercia, la copa vespertina para encadenar, si el cuerpo lo permite, con la cena y las campanadas. Esta es la tónica de esta jornada, que en Murcia se vivió con aglomeraciones de día y de tarde en las plazas, pero con cierta tranquilidad por la noche. Jesús Jiménez, presidente de Hostemur, dice que fue una noche «menos fuerte» que en otras campañas, ya que se habían organizado grandes fiestas en las afueras (Rincón Huertano y Ágora), además de la de la plaza de Toros. «No nos consta que hubiera más incidentes que la típica borrachera». Hostemur señaló que durante las fiestas el sector ha mantenido el tipo, sin que se hayan registrado denuncias a los locales después de la presión en el puente de diciembre.

La Policía Local mantuvo los dispositivos de seguridad y vigilancia, con patrullas en los lugares donde en otras ocasiones se han producido quejas por botelleo. En algunos puntos (Pérez Casas, Las Flores, Santa Catalina) se trató de evitar las quedadas para beber al aire libre, con agentes en los accesos. El servicio de Nochevieja, según la edil de Seguridad, Lola Sánchez, fue similar al de Nochebuena, con 40 policías, cuya misión fue que los murcianos se sintieran seguros y prevenir la comisión de hechos delictivos e infracciones administrativas (botellones, venta ambulante). Hubo denuncias por barras sin autorización, «pero no hubo especiales incidencias».

La Policía montó su Oficina de Atención al Ciudadano en Santa Catalina y Alfonso X el Sabio. En la plaza de las Flores dos jóvenes fueron denunciados por causar daños a una chica lanzando petardos. «Recuerda: petardos y aglomeraciones no son una buena mezcla», decía el Cuerpo de Policía en su cuenta de Twitter. «Los Cuerpos de Seguridad trabajamos a todas horas, no te arriesgues y conduzcas bajo efectos del alcohol. Busca quien te lleve y recoja de la fiesta. Ahora mismo un detenido en Puente Tocinos», advertía otro mensaje.

La asociación No Más Ruido, veterana en las denuncias contra la contaminación acústica, señaló ayer que lo peor de la Nochevieja fueron las barras en la calle, «con algunos bares emitiendo música a gran volumen desde la barra, o desde el interior con las puertas abiertas». Pedro Pérez Piernas, presidente de No Más Ruido, declaró que el botelleo en la calle ha sido otra fuente de conflicto: «Sobre todo por la zona de Las Flores, Santa Calina y San Pedro, mucho peor que el día de Nochebuena, además del ruido producido por miles de personas al aire libre, eufóricas por el alcohol, que además lo dejaron todo lleno de bolsas, botellas, vasos, orines y vómitos». Los servicios de Limpieza Viaria actuaron de inmediato para dejar en condiciones los espacios concurridos.

Por la noche, salvo los locales con fiestas, toda la hostelería cerró, dejando una estampa de ciudad dormida. A medianoche se animó Santo Domingo para las campanadas.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos