'Tardebuena' de música y bullicio en Cartagena

La terraza de un bar de la Plaza San Francisco, repleta de clientes y al fondo, el escenario y el Belén Municipal./Antonio Gil / AGM
La terraza de un bar de la Plaza San Francisco, repleta de clientes y al fondo, el escenario y el Belén Municipal. / Antonio Gil / AGM

Cientos de personas llenan bares y restaurantes desde la mañana hasta la madrugada

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La 'tardebuena' volvió a convertir el casco antiguo en todo un hervidero de personas con ganas de recibir la Navidad por todo lo alto. Esas ansias de celebración mantuvieron a reventar las terrazas de los bares de la Puerta de Murcia, de la calle Honda y de la Plaza San Francisco, desde el aperitivo hasta la tarde, y los de las calles Aire, Cañón, Cuatro Santos y Doctor Tapia, después de la cena de Nochebuena, hasta las primeras horas del día de ayer.

La tregua del frío y la ausencia de viento abarrotaron las terrazas ya desde el mediodía. Los puntos más calientes fueron la calle Honda y la Plaza San Francisco, donde los restaurantes y locales de copas organizaron conciertos y sacaron sus barras a la calle por la tarde. Esto provocó las quejas de algunos vecinos, que debido al ruido se vieron obligados a llamar en varias ocasiones a la Policía Local para denunciar la situación.

En la Plaza San Francisco, el Belén Municipal recibió visitas desde primera hora de la mañana hasta ultima de la tarde, mientras en el escenario anexo se sucedían los conciertos y los espectáculos programados, tanto para los más mayores como para los más pequeños.

Quejas y avisos a la Policía Local por el ruido en la calle Honda y la Plaza San Francisco

Papá Noel atendió hasta las dos de la tarde, en el Icue, las peticiones de los niños, mientras el tren modernista hacía una y otra vez su recorrido, cargado de pasajeros, y un grupo de gaiteros le ponía música de viento a la fiesta.

El escenario de la fiesta cambió tras la cena. Pasada la medianoche, la Puerta de Murcia y las calles aledañas dejaron de ser el centro de la actividad para convertirse en zonas de paso hacia los bares de las calles Aire y Cañón. Allí, en unos pocos cientos de metros, se reunieron más de 600 personas, para charlar animadamente. Entre la multitud resultaba difícil moverse, en especial por la estrecha calle Cuatro Santos, para ir o volver desde el callejón del Mico y la calle Palas.

Otras zonas de la ciudad también estuvieron animadas fueron, por ejemplo, el área comercial La Milla, ubicada en el Ensanche, donde la Agrupación Sauces realizó un pasacalles animando el día. También lo fue por la noche la zona de la explanada del Cartagonova, donde cientos de jóvenes se juntaron a hacer botelleo. Entre tanto, en la zona de Príncipe de Asturias, la velada transcurrió con tranquilidad en algunas terrazas de bares que aguantaron abiertas hasta tarde.

Tanto la explanada del estadio Cartagonova como las calles Aire, Cañón y Cuatro Santos fueron limpiadas de los residuos dejados la noche anterior y estaban ayer despejadas a la hora de comer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos