Nochevieja de aluvión en el centro de Cartagena

Un grupo de jóvenes, con gorros en forma de cabeza de reno, en la esquina de la calle del Aire con Cuatro Santos./José María Rodríguez / AGM
Un grupo de jóvenes, con gorros en forma de cabeza de reno, en la esquina de la calle del Aire con Cuatro Santos. / José María Rodríguez / AGM

Miles de personas llenan durante horas las calles de Cartagena donde se concentran los bares, para cerrar 2017 y festejar el nuevo año

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

Durante horas, desde el 'tardeo' en que desembocaron aperitivos y comidas, hasta que la madrugada se agotó y llegó el amanecer, decenas, cientos, miles de personas abarrotaron el centro de Cartagena para despedir al 2017 y festejar el inicio del 2018.

En una jornada donde la Policía Local no registró incidencias destacables, según aseguró un portavoz del Ayuntamiento, la principal zona de marcha de la ciudad recibió en Nochevieja un aluvión de gente dispuesta a beber, bailar, cantar, reír...

Cuatro Santos, Aire, Puerta de Murcia y Honda concentraron buena parte de los brindis y la alegría que estalló tras la cena y la uvas de la suerte. No faltaron ni el sonido de petardos, ni la algarabía de los abrazos y los besos ni la llamativa imagen de quienes no dudaron en salir a la calle con elegantes trajes de fiesta, sombreros, gorros de Papá Noel, cuernos de Reno, guirnaldas y adornos rojos para una de las grandes juergas del año.

Vistiendo cada uno con su estilo, las corbatas y pajaritas se fundieron en el adiós al 31 de diciembre y el hola al 1 de enero con bufandas y chaquetones, en un jornada de climatología tan propicia para gozar al aire libre que el termómetro llegó a rozar los diecinueve grados y donde no bajó de los nueve.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, a las nueve y diez de la noche el mercurio marcaba nada menos que 18,8 grados, una temperatura similar a la de la medianoche y que fue bajando hasta los 6 grados que tuvieron los que, a las nueve menos veinte de la mañana, aún no habían vuelto a casa.

La tranquilidad en el municipio solo se quebró el último día del año por dos incendios, que obligaron a movilizarse a los bomberos. Según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Región y del Ayuntamiento, el primer fuego tuvo lugar a las 8.38 horas, en una vivienda de planta baja situada en la calle Correos de El Algar. Al lugar fueron enviados dos vehículos: una bomba urbana ligera y otra nodriza pesada. La visibilidad durante la extinción era casi nula, debido a que el humo estaba ya muy cerca del suelo. También acudieron efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil.

El segundo fuego, sin apenas daños materiales, se registró sobre las 15.15 horas, y afectó al tubo extractor de humos de la campana de la cocina de un restaurante situado la calle del Parque, a la altura de la calle Palma. Hasta el establecimiento acudieron seis efectivos del cuerpo municipal de Bomberos, que dieron por extinguidas las llamas a las 16.30 horas. Actuaron en la zona exterior de la salida de humos, donde había trapos y materiales almacenados. En el local solo estaban los propietarios del local y los camareros, ninguno de los cuales resultó herido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos