Una noche llena de ilusión y fantasía en Lorca

Miles de lorquinos y visitantes acudieron a la Plaza de España donde los Reyes Magos se despidieron con un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia./P. Alonso/ AGM
Miles de lorquinos y visitantes acudieron a la Plaza de España donde los Reyes Magos se despidieron con un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia. / P. Alonso/ AGM

Los Reyes Magos protagonizan una de las cabalgatas más multitudinarias

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La Cabalgata de Reyes de anoche fue un sueño repleto de ilusión y fantasía. De principio a fin, el cortejo envolvió a los más pequeños en un mundo encantado en el que marionetas, bailarinas, hadas, superhéroes y otros personajes cobraron vida por unos instantes. Las caras de los niños reflejaban asombro mientras contemplaban a los más de cuatrocientos personajes de las principales series infantiles que se dieron cita en el desfile de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Supermán, el Hombre de Hierro, Capitán América y Batman desfilaron junto a Gatuno, Buhita y Gekko, de la serie los P J Masks. Pero también el mundo marino se vio reflejado con una gigantesca ballena y una doce de peces de colores de grandes dimensiones, que dejaron perplejos a más de uno. Marionetas y hadas de casi cinco metros de altura que se articulaban para salvar las guirnaldas de la iluminación extraordinaria de Navidad y que bailaban al son de la música. Y distintos espectáculos como el de 'La Bella y la Bestia', en el que no faltaban los principales personajes que lo integran. Miles de lorquinos y visitantes, llegados desde poblaciones limítrofes, se dieron cita a lo largo de todo el recorrido que se inició en la avenida Presidente Adolfo Suárez, entre la plaza del Trabajo y la rotonda de San José.

El cortejo continuó por Pérez Casas, Nogalte, Cuesta de San Francisco y Santa Paula. El tramo final, en la arteria principal de la ciudad, reunió a más público del habitual. En la confluencia con la calle Musso Valiente, los Reyes Magos abandonaron sus carrozas como también lo hicieron muchos de los personajes del desfile. Juntos emprendieron la marcha hacia la plaza de España. Los pequeños pudieron entonces acercarse hasta Sus Majestades para hacerles llegar sus últimas peticiones y para abrazarlos y fotografiarse junto a ellos antes de que iniciaran su recorrido por los hogares para dejar sus regalos.

El trayecto pudo ser seguido en directo por las miles de personas que se concentraron en la plaza de España y las calles adyacentes, ya que fue proyectado en la fachada lateral de la Colegiata. Con la llegada al recinto de Melchor, Gaspar y Baltasar se inició un impresionante espectáculo de luz, sonido y pirotecnia. Se lanzaron más de 1.200 cohetes y decenas de cartuchos de confeti que iluminaron el cielo del recinto histórico. Antes, los Reyes Magos escenificaron el momento de la adoración al Niño Jesús en el portal, que fue situado debajo del arco de la calle Selgas.

Los Magos de Oriente daban así por concluido su periplo por la ciudad que se inició poco antes de las doce del mediodía con su llegada a la estación del ferrocarril de Sutullena. Allí, miles de niños les esperaban y acompañaron en su recorrido hasta la plaza de España.

Desde el balcón del Ayuntamiento saludaron a todos y en la Sala de Cabildos recibieron durante horas a los pequeños que pudieron dejarles sus cartas y departir tranquilamente con ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos