Este belén sí hay que armarlo

Uno de los artesanos de la muestra sostiene una de sus figuras./Javier Carrión / AGM
Uno de los artesanos de la muestra sostiene una de sus figuras. / Javier Carrión / AGM

Alfonso X acoge ya la Muestra de Artesanía de Navidad, que se extenderá hasta el 5 de enero con joyas, porcelanas y dulces tradicionales

MARÍA AGUILARMURCIA

La Navidad se ha instaurado oficialmente en las calles de Murcia. Concretamente, en el paseo de Alfonso X, gracias a la XXXIII Edición de la Muestra de Artesanía de Navidad, que se mantendrá hasta el 5 de enero. Belenes, joyas, cristalería y porcelana inundan las casetas instaladas en esta céntrica avenida y dan la bienvenida a la época más entrañable y llena de luz del año.

Decenas de murcianos pasean desde ayer entre los más de 70 puestos de esta muestra, deteniéndose a observar las demostraciones de artesanía de muchos de los productos a la venta. Su elaboración poco ha cambiado con el transcurso de los años. «Todas las figuras están hechas a mano y con los mismos procesos de siempre; lo único que cambia es el horno, que ahora es de propano, pero cada pieza es única», explica Juan Antonio Coll, belenista artesanodesde hace más de 30 años.

Otra de las cosas que no ha cambiado es la tradición de comprar belenes. «Solemos comprar algunos regalos de Navidad aquí, y todos los años nos llevamos una figurita nueva», aseguran Antonio Herrera y Antonia Gil, asiduos clientes de este mercado.

Por supuesto, una dulce Navidad no es nada sin los tradicionales cordiales o tortas de pascua, manjares ante los que muchos no son capaces de retenerse cuando pasan entre estos puestos. «Todos los años me llevo algo de dulce, aunque no debería, pero no puedo resistir la tentación», comenta Juan Francisco Albarada. Al igual que en el resto de la feria, todos estos productos mantienen el sabor y la elaboración tradicional de generaciones de artesanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos