El belén de El Albujón da un estirón

Varias personas observan el Belén de El Albujón, ayer por la tarde, instalado en el centro cívico de la Plaza Mayor./Antonio Gil / AGM
Varias personas observan el Belén de El Albujón, ayer por la tarde, instalado en el centro cívico de la Plaza Mayor. / Antonio Gil / AGM

El nacimiento de la diputación alcanza las 1.700 piezas y aún deja 600 sin colocar

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Pesebres, montañas y casas de poliespan; figuras de yeso, madera, barro cocido y modeladas a palillo, con la precisión de un cirujano, para pintar con meticulosidad el brillo de los ojos. No está en el casco histórico y ni siquiera lo supera el Belén de la Plaza de San Francisco. La representación del nacimiento de Jesucristo con mayor número de piezas de Cartagena se exhibe en la diputación de El Albujón: sus 120 metros cuadrados de superficie están cubiertos por 1.700 piezas, todas ellas fabricadas por artesanos de toda España.

No en vano, son algunos los residentes de esta diputación los que se atreven a considerar este Belén como «uno de los mejores de la Región de Murcia», en opinión del presidente de la junta vecinal, Ángel Nieto. La particularidad de este nacimiento es que sus figuras son «únicas y exclusivas» porque las hacen escultores de Alicante, Madrid, Valencia, Andalucía y de una empresa de Puente Tocinos al gusto de la Asociación de Belenistas de El Albujón.

Este colectivo, formado por una docena de forofos de estas representaciones, organiza rifas durante todo el año y cuenta con una parte de la subvención que el Ayuntamiento otorga a la asociación de vecinos. Con ese dinero compran las figuras, que están hechas con «mucho cariño, detalle y mimo, a diferencia de otros belenes», apunta su presidente, José Gabriel Rosique.

Los artesanos fabrican las piezas a conciencia para la Asociación de Belenistas, y siempre siguiendo el criterio de José David Garnés. Este electricista recibe los encargos y, a continuación, instala los mecanismos necesarios para que los herreros muevan el martillo, los agricultores levanten los brazos para recoger los higos y otros personajes muevan la escoba o sostengan madera. «Soy un manitas porque me gusta hacer estas cosas. En el último mes y medio hemos montado el Belén y le he dado movimiento a la mayoría de las figuras, que recrean los oficios de la época», explica Garnés.

El colectivo empezó a montar el nacimiento en la Plaza Mayor de la diputación desde su constitución, en 1998. «Al principio era relativamente pequeño, de 20 metros cuadrados. Ahora hemos dejado 600 piezas sin poner, por falta de espacio», añade Garnés. El Belén se puede visitar hasta el 7 de enero, en horario de mañana y tarde, de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos