La Verdad

Navidad

«¡Mamá, ya he visto a los Reyes!»

fotogalería

El rey Gaspar lanza peluches desde su carroza a la multitud, ayer por la tarde en la Alameda de San Antón. / Pablo Sánchez / AGM

  • Melchor, Gaspar y Baltasar dieron cariño por la mañana y peluches y dulces por la tarde a miles de niños en Cartagena. La afluencia fue masiva tanto en el desembarco y la recepción matinal como en la gran cabalgata, de 13 carrozas y tres horas de duración

Realza y moldea tu cuerpo con los últimos diseños en moda íntima

Hasta 80%

Gran variedad en alfombras de diseño

Las mejores marcas a los mejores precios

Diseños con impresión digital para decorar tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Diseños originales que decoran y protegen tu mesa

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Últimas tallas a precios insuperables!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Moda urbana con estilo propio

Las mejores marcas a los mejores precios

Gran selección de consumibles para todas las marcas

Hasta 70%

¡Accesorios escolares y juguetes de sus personajes favoritos!

Hasta 70%

Relojes y joyas para hombre y mujer

Hasta 70%

Chaquetas y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Botas, botines y zapatos de piel para mujer

Hasta 70%

Todas las marcas en relojes para hombre y mujer

Hasta 80%

«Mamá, por ahí vienen los Reyes» y «¡Magos, magos!» se oía gritar con entusiasmo a algunos de los cientos de niños que acudieron a recibir ayer a la embajada de Oriente, en la Escala Real. Con su desembarco puntual, a las once y media de la mañana, la comitiva dio inicio a una jornada de ilusión, en Cartagena. Destacaron la recepción con petición de regalos incluida por parte de muchos pequeños, a las puertas del Palacio Consistorial, desde el mediodía hasta las dos de la tarde, y la monumental cabalgata de 13 carrozas y un número similar de grupos de animación y coreografías al ritmo atronador de los potentes equipos de música.

El ambiente se caldeó en la Plaza del Ayuntamiento, antes de la llegada del cortejo real, con un espectáculo musical lleno de clásicos para incentivar la participación infantil. Daniela, de 5 años, coreaba los estribillos y hacía palmas con su hermano Ethan, de dos, a pocos metros de un escenario rodeado de chiquillos.

Los Reyes y sus pajes se ganaron un lugar especial en los corazones de la chavalería. Muchos niños, como Marta de 3 años, les vieron llegar por primera vez. «Les he pedido una bañera para limpiar a mis muñecas», decía. Saludó a los Reyes y a los personajes de La Patrulla Canina y de Toy Story, que les precedían. A otros como Gonzalo, de dos años, tanta gente le dio susto y su madre, María José, se lo llevó para que no sufriera.

La comitiva visitó el belén viviente infantil, que se ha convertido en tradicional en la Plaza de Héroes de Cavite, y entregó el oro, el incienso y la mirra en el portal, tras presentarle sus respetos al niño. Después, se abrió paso, entre besos, abrazos y fotos con niños y grandes, hasta el escenario en el que tomaron posesión de tres tronos. Allí cientos de chavales les hicieron llegar en persona el nombre de los regalos con los que quieren jugar hoy. Daniela, por ejemplo, les dijo que quería «una máquina de hacer chucherías para luego poder comérmelas».

Los niños que no se dirigieron directamente a Sus Majestades todavía pudieron echar la carta en uno de los buzones que Melchor, Gaspar y Baltasar han tenido durante las últimas dos semanas en la Plaza del Icue. «Les he pedido un juego de coches muy chulo», aseguró Guillermo, de 5 años, después de meter la suya en un buzón.

Pasadas las dos de la tarde, los Reyes seguían recibiendo a niños. Poco después, se retiraron a descansar hasta el cortejo de la tarde.

Mucha seguridad y regalos

La puntualidad volvió a ser el santo y seña de la jornada en el desfile vespertino. A las seis y media, la escolta policial abrió paso por los tres carriles de circulación cortados al tráfico en la Alameda de San Antón, sentido Plaza de España. El dispositivo de seguridad incluyó a numerosos agentes de la Policía Nacional y estuvo coordinado a pie de calle por el comisario, Ignacio del Olmo. A los niños situados en primera fila o aupados en los hombros de sus familiares les brillaban los ojos al paso de las carrozas de sus personajes favoritos de famosas películas infantiles como Hércules, la Sirenita, Aladino, Tarzán de los Monos, Alicia en el País de las Maravillas y La Dama y el vagabundo. También con las inspiradas en otros personajes animados, como La pandilla de Drilo. El camión de bomberos más antiguo del Parque de Cartagena se ha convertido, en los últimos años, en una atracción más de las cabalgatas. Ayer lució su imponente chapa metalizada de color rojo a pocos metros del vehículo de época de las casas rurales de la zona oeste, en el que iba el alcalde, José López, para repartir caramelos.

La animación musical en directo corrió a cargo de la banda Cartagena 1990, que iba en cabeza, y de una agrupación de gaiteros rodeada de personajes de Disney y de una ruidosa batucada. Pero, además, había música programada que se podía escuchar a lo largo de todo el recorrido gracias a terminales informáticas activadas por control remoto. Y algunas de la carrozas llevaban sus propias sintonías. Todo ello formaba un festivo cóctel sonoro que complementó el colorido del desfile. La Alameda de San Antón y la Plaza de España estuvieron a reventar, con cuatro y cinco filas de espectadores en algunos tramos. La cabalgata giró por la Plaza de España, hacia el Paseo de Alfonso XIII, y entró por Juan Fernández y la Plaza Juan XXIII, en la zona peatonal, que fue donde se concentró más bullicio.

Además, la lluvia de siete toneladas de caramelos, de 18.000 peluches y de 60.000 sobres de gominolas arreció en este segundo tramo de las calles Santa Florentina, Carmen, Tolosa Latour, Sagasta, Puerta de Murcia y Mayor, hasta el final, en la Plaza del Ayuntamiento. Allí se prodigaron Gaspar, Melchor y Baltasar, subidos en sus imponentes carrozas, lanzando presentes a la calle y a los balcones.

Entre las dos carrozas de El Corte Inglés que participaron en el desfile destacó la segunda, justo antes de las de los Reyes Magos. Sus pasajeros fueron niños autistas de la asociación Asteamur, que tuvieron un hueco en la comitiva por segundo año consecutivo.

El desfile, que rondó las tres horas y concluyó alrededor de las nueve y media, no fue el único del término municipal. También Los Belones, El Llano, Pozo Estrecho, El Algar, La Manga y Cabo de Palos celebraron los suyos. Todos acabaron a tiempo para que los niños volvieran a casa, pusieran comida para los camellos y leche y galletas para los Reyes y se fueran a dormir con la ilusión de un día grande a sus espaldas y la esperanza de los regalos que les esperan esta mañana.