La Verdad

Navidad

Derroche de ritmo e ilusión

fotogalería

Un momento de la Cabalgata de Reyes de Murcia, a su paso por la Gran Vía. / Guillermo Carrión / AGM

  • Melchor, Gaspar y Baltasar hacen las delicias de los más pequeños durante la Cabalgata que precede a la noche más mágica del año

El baile y la música son el hilo conductor de la Cabalgata de Reyes de Murcia, que ha vuelto a consolidarse como el desfile más especial de todo el año en la capital del Segura. Pasacalles que este año ha visto ampliado su recorrido, ya que ha salido desde el Infante. «Es la cabalgata más extensa por número de participantes. Ochenta elementos, 1.800 personas, 13 grupos de ballet, siete comparsas y cinco bandas de música», adelantaba a 'La Verdad' el concejal de Festejos, Jesús Pacheco.

Una de las novedades de este año es que las carrozas de Sus Majestades de Oriente van precedidas por dos grandes torres, que hacen referencia al 750 aniversario de la creación del Concejo de Murcia por edicto de Alfonso X. Otra de las sorpresas estárá en la retirada de los monarcas. Tras la Cabalgata es costumbre que Melchor, Gaspar y Baltasar hagan una ofrenda en el belén municipal. En esta ocasión, cuando lleguen, estará la guardia real para recibirles en la puerta del Palacio Episcopal. Posteriormente, habrá un concierto de villancicos renacentistas.

Magia guiada por una estrella

Melchor, Gaspar y Baltasar están desde primera hora de la mañana de este jueves repartiendo ilusión y regalos por toda la Región. En Murcia, visitaron la Fundación Cardenal Belluga y el Colegio de Periodistas para continuar su camino hacia el hospital de La Arrixaca, donde desearon una pronta recuperación a los niños allí ingresados.

vídeo

Los representantes de los Reyes Magos en Murcia saludan desde el balcón del Ayuntamiento. / Juan Carlos Caval / AGM

A las 12.30 horas, los representantes delos Reyes Magos llegaron a La Glorieta, donde les esperaraban miles de niños y las autoridades con el fin de darles la bienvenida de forma oficial. Allí tuvo lugar, además, la degustación gratuita de 3.000 raciones de roscón.

Sus Majestades de Oriente se asomaron al balcón del Ayuntamiento, guiados por la gran estrella que se posó sobre la fachada del Consistorio, a través de una polea. Tras saludar desde las alturas, los mágicos monarcas recibieron uno a uno a todos los niños que allí se acercaron. Entregaron unos 5.000 balones, caramelos y chucherías para abrir boca.