La viuda del ganadero asesinado por Igor ‘el ruso’, a Zoido: «Mi marido no sabía a qué se enfrentaba»

La viuda del ganadero asesinado por Igor ‘el ruso’, a Zoido: «Mi marido no sabía a qué se enfrentaba»

Eva Febrero denuncia la falta de información por parte de la Guardia Civil sobre la peligrosidad del criminal serbio pese al precedente del tiroteo del 5 de diciembre

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

Cinco días después del asesinato de su marido en Teruel a manos del exmiliar serbio Norbert Feher, Eva Febrero, esposa del ganadero José Iranzo, rompió su silencio para criticar las palabras del ministro del Interior un día después del triple crimen. Juan Ignacio Zoido visitó Alcañiz el viernes para dar el pésame a las familias de los guardias civiles fallecidos y destacó la “respuesta inmediata” que dio el Instituto Armado, que supo “desplegar toda su fuerza” para neutralizar a Feher, alias 'Igor el ruso'.

Esta mención del ministro sentó muy mal a la mujer de Iranzo, de 40 años, la primera de las tres víctimas del asesino, que estaba en búsqueda y captura por tres presuntos homicidios cometidos en Italia en abril. Ayer en su perfil de Facebook, Eva Febrero denunció la falta de información por parte de la Guardia Civil sobre la peligrosidad del criminal y explicó que si "la gente de este pueblo -Andorra (Teruel)-", por lo menos hubiera sabido que era "tan peligroso", seguro que "ninguna esposa o madre" hubiera dejado ir a sus familiares al monte hasta que lo capturasen.

Más información

En el caso del padre de su hijo menor, señaló que "no sabía a qué se enfrentaba" pese a que “les ayudó todo lo que pudo” tras el despliegue hecho por una unidad dedicada a combatir los delitos rurales a partir del 5 de diciembre, cuando fueron tiroteados y heridos de gravedad dos vecinos de Albalate al cambiar la cerradura de una masía.

"José Luis estuvo no sé cuántas veces con la Guardia Civil. La última vez que lo vi... Iba al cuartel", recalcó en su perfil de la red social. Así que para Eva Febrero la Guardia Civil entonces "sí respondió", aunque matizó que lo hizo "sin medios" a pesar de que las pruebas recabadas a raíz del tiroteo del 5 de diciembre "eran contundentes" sobre la supuesta peligrosidad de Feher, también conocido como Igor Vaclavic, de 36 años.

“Iban a pecho descubierto”

"Buscaban todos a un asesino y se podía saber... Las pruebas de Albalate eran contundentes... y, sin embargo, todos iban a pecho descubierto", escribió la mujer. Porque su marido José Luis "no sabía a qué se enfrentaba", pero igual que él, todos los demás, de manera que lo que le ocurrió a su marido le podría haber sucedido a "cualquiera de esta zona", a "cualquier vecino" o a "cualquier niño que acompañase a su padre a ver las ovejas".

La viuda de Iranzo insistió en la falta de información. "Ni eso nos dieron... Ya no digo medios... Ya no digo dispositivos policiales...", afirmó antes de asegurar que "lo peor" fue que no se facilitara "información clara" a "una gente honrada". Gente que, recalca, "hubiera podido tener lógica y no ir al monte a trabajar hasta que capturasen al que se sabía era peligroso".

Para Febrero, en los vecinos de la zona existe el "sentir" de que "se engañó a muchas personas". Por ello, pide "decir a la gente la verdad, siempre" y, por lo tanto, "una respuesta inmediata no es lo que se hizo”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos