Investigan si el asesino del Policía en Valencia fue quien descuartizó a una persona

Una vecina del sospechoso abatido a tiros, escuchó en la madrugada de ayer fuertes golpes y ruidos

AGENCIAS

Los restos humanos hallados en la medianoche del lunes dentro de una maleta abandonada en Valencia, concretamente el torso de un hombre con varias heridas de arma blanca, corresponden a la víctima de un crimen cometido supuestamente por el individuo que mató a cuchilladas al subinspector del Grupo de Homicidios. La víctima, que podría ser novio del asesino, es un peluquero de Jaraco que fue acuchillado y posteriormente descuartizado en una vivienda del barrio de Ruzafa. Los restos humanos de Alberto E. F. V. fueron localizados por la policía sobre la medianoche del lunes dentro de una maleta que el asesino abandonó junto a unos contenedores de basura en la avenida de Peris y Valero.

Tras la muerte del presunto asesino, cuya identidad responde a las iniciales P. D. L., de 34 años de edad, la Policía Nacional continúa las investigaciones para esclarecer cómo ocurrieron los sangrientos hechos. Una mujer que reside en el número 77 de la calle Sueca, donde vivía el sospechoso abatido a tiros, escuchó en la madrugada de ayer fuertes golpes y ruidos como si arrastraran muebles en la vivienda que ocupaba el presunto asesino. Esto sucedió sobre la una y media de la madrugada del martes mientras la Policía Científica inspeccionaba la maleta con los restos humanos en la avenida de Peris y Valero.

Tras las muertes del subinspector y del sospechoso, la policía derribó la puerta del piso donde residía este último en régimen de alquiler en la calle Sueca. Los agentes de la Policía Científica encontraron restos de sangre en varios puntos de la vivienda tras una minuciosa inspección. Los vecinos aseguran que el presunto asesino vivía con una mujer y un bebé en la casa desde hace un mes aproximadamente.

Fotos

Vídeos