La Verdad

La Policía evita que agredan a un hombre al confundirle con el pederasta de Ciudad Lineal

  • Dos niñas le vieron merodear con una cámara de fotos y sospecharon que pudiera tratarse del raptor que ha atacado a varias niñas en el popular barrio madrileño

Agentes de la Policía Nacional han evitado esta noche que un grupo de vecinos del barrio madrileño de Valdebernardo, en el distrito de San Blas, agredieran a un hombre creyendo que se trataba del pederasta que recientemente ha atacado a varias niñas en Ciudad Lineal y su alrededores.

Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, el altercado ha tenido lugar en un edificio situado en la confluencia de la calle Raya con el bulevar Indalecio Prieto, en el barrio de Valdebernardo.

Al parecer, el presidente de la comunidad de vecinos del inmueble -un edificio de viviendas pública para realojos- había solicitado los servicios de una empresa de seguridad para que instalasen cámaras de vigilancia en el edificio.

Un operario de esa empresa se personó en el lugar alrededor de las 21,45 horas de hoy, provisto de una cámara fotográfica con la que comenzó a tomar fotos del inmueble para saber el lugar donde se iban a colocar las cámaras.

El individuo fue observado por unas niñas que jugaban en las proximidades y que, asustadas, acudieron a contárselo a sus familias, vecinos del edificio de etnia gitana, que a su vez, solicitaron ayuda a familiares y amigos para retener al que, según ellos creían, era el pederasta de Ciudad Lineal.

Un coche patrulla de Policía Nacional se percató de lo que sucedía y acudió a auxiliar al operario, que relató los hechos a los agentes mientras éstos le refugiaban en el interior del vehículo policial para protegerlo y evacuarlo de la zona.

La Policía comprobó que el hombre -que no llegó a sufrir heridas por parte de los vecinos- no tenía nada que ver con el autor de los secuestros y abusos a las niñas de Ciudad Lineal, por lo que no fue detenido. Según han indicado fuentes policiales, el individuo manifestó a los agentes su deseo de denunciar a los vecinos por amenazas e intento de agresión pero, al parecer, desistió de la idea.

Efectivos de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional se han desplazado al lugar del incidente, donde la situación ya es de normalidad, sin que se hayan registrado heridos ni detenidos.