CIS: el PSOE recupera el pulso

ANTONIO PAPELL

El barómetro del CIS que ha sido publicado hoy sobre una muestra de 2.490 entrevistas refleja una evolución de la realidad que se caracteriza por dos elementos esenciales: el PP, que navega sobre unos buenos resultados económicos, reduce sin embargo el suelo electoral por causa de la acumulación de casos de corrupción, en tanto el PSOE, que ha resuelto su problema de liderazgo interno al dotarse de un líder ascendente, recupera el pulso y sube ímpetu para afianzarse como referente de la izquierda. El trabajo de campo ha sido realizado durante la primera decena de julio, con lo que toma en consideración la victoria de Sánchez frente a Susana Díaz en las primarias socialistas de mayo pero no la comparecencia de Rajoy como testigo en el “caso ¨Gürtel”, aunque sí resonaban todavía en el ánimo de los encuestados la ‘operación Lezo’ que mantiene a Ignacio González en la cárcel o la comparecencia del extesorero Bárcenas en el Congreso.

Más información

Las cifras son elocuentes: con respecto al barómetro de abril, el PP ha perdido el umbral del 30% —pasa del 31,5% al 28,8%— en tanto el PSOE sube de una tacada cinco puntos —desde el 19,9% al 24,9%—, mientras las dos formaciones ‘nuevas’ experimentan escasas variaciones (Podemos sube 0,6 puntos hasta el 20,3% y Ciudadanos baja el 0,4% hasta el 14,5%). En otros términos, el PSOE estaba a 11,6 puntos del PP, y ahora se ha quedado a apenas 3,9, con la particularidad de que el PSOE es ya el primer partido en voto directo, con el 19,1%, frente al PP, que se sitúa en el 17,1%. Con toda evidencia, el binomio clásico del bipartidismo, PP-PSOE, se mantiene, y cada vez más equilibrado, después de que el PSOE haya digerido la censura electoral por haber gestionado la crisis económica y haya resuelto, parece que definitivamente, la cuestión del liderazgo.

Otro elemento relevante del sondeo es el ascenso de Pedro Sánchez en términos de popularidad. Tras los líderes valenciano y catalán, Baldoví y Doménech, que encabezan el ránking, con 4, 2 y 3,9 puntos respectivamente, se sitúan Alberto Garzón (3,9) y Pedro Sánchez (3,7), este por delante de todos los demás líderes estatales, dos de los cuales están especialmente en horas bajas: Rajoy, con 2,79, e Iglesias, con 2,95.

La encuestan no presagia cambios en la coyuntura del modelo político cuatripartito que surgió en las elecciones de 2015 ya que con los resultados obtenidos sigue sin poder gobernar partido alguno en solitario y sólo caben fórmulas de cooperación, que en con estos datos favorecen a la izquierda: la suma de PSOE y Podemos (45,2%) supera en casi dos puntos a la de Ciudadanos más los populares (43,3%). Habrá que ver ahora cómo encaja la opinión pública el desenlace del grave conflicto que tenemos abierto en Cataluña, del que dependerán con seguridad los futuros equilibrios políticos de alcance estatal en los próximos meses y hasta el final, adelantado o no, de la legislatura.

Fotos

Vídeos