De Guindos avisa de que «todo el mundo perdería» con la secesión

El ministro de Economía indica que la crisis territorial no provoca aún síntomas de desaceleracin

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reconocido que una eventual independencia de Cataluña tendría “un impacto en el conjunto de la economía nacional” y los daños no se limitarían solo a esa comunidad autónoma. “Perdería todo el mundo, aunque es verdad que Cataluña perdería más que el resto de España”, ha afirmado el ministro en un desayuno informativo en Madrid. De Guindos ha relacionado esa secesión con lo que está ocurriendo con la salida de Reino Unido de la Unión Europea: “Aquí perdemos todos, con situación de incertidumbre y de incógnitas económicas que no serían buenas”, ha indicado. “Es una situación de perder o perder”, ha aseverado.

En cualquier caso, Luis de Guindos ha aclarado que el Gobierno no va a permitir la secesión “precisamente porque no sería buena para nadie”. El titular de Economía ha recordado que el Ejecutivo “no va a sobreaccionar ni entrar en provocaciones que generen victimismo, porque sabemos lo que tenemos que hacer”, en referencia a la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución, que habilita al Gobierno para tomar medidas extremas como la suspensión de la autonomía. “No habrá un referéndum”, ha indicado, o al menos “no lo habrá ni con seguridad jurídica, en el sentido que entiende todo el mundo en torno a una consulta democrática y con principios aceptados”, ha explicado.

A pesar de mostrar esta seguridad con lo que pasará a partir del 2 de octubre, Luis de Guindos ha recordado que el escenario económico actual para Cataluña “es infinitamente mejor que la alternativa” que se plantea con la independencia. El ministro ha recordado que Cataluña exporta un 75% de su producción al resto de España y otras zonas económicas como la UE. Además, ha afirmado que al quedar fuera de la Unión, “estaría sometida a un arancel comunitario del 10% y a lo que se llama el efecto frontera”. Además, “perdería todos los acuerdos internacionales que tiene en estos momentos”, saldría de la Organización Mundial del Comercio y de la zona euro.

“Ellos dicen que no sera así, pero es falso”, ha afirmado De Guindos en referencia a los planteamientos de los partidos independentistas. “Tendrían que crear su propia moneda y su banco central y llegaría la tensión entre su divisa y el euro, con un efecto inflacionista”. Además, ha recordado que Cataluña perdería la financiación del Banco Central Europeo así como las inversiones de las que se beneficia a través del Banco Europeo de Inversiones. “La legalidad comunitaria, como la española, no es estirable como un chicle”, ha indicado para advertir de las pretensiones independentistas sobre los efectos económicos que plantearía su postura secesionista.

En cualquier caso, Luis de Guindos ha indicado que la crisis catalana no está provocando por ahora efectos sobre el conjunto de la economía española. Los indicadores adelantados “no muestran una desaceleración muy importante”, ha afirmado, con respecto a las previsiones actuales. De hecho, ha anticipado que en la presentación de los presupuestos para 2018 de este viernes “habrá una revisión al alza del PIB de este año y una mejora de los datos del mercado laboral”. De Guindos ha confirmado que la economía tiene capacidad para “mantener tasas de crecimiento para este año y el próximo en el entorno del 2,5%”, después del repunte de los dos últimos ejercicios.

Por otra parte, descarta que la revisión de calificación crediticia que Standard & Poor´s realizará la próxima semana se vea afectada por la cuestión catalana. “Se mantendrá o subirá, pero no bajará”, ha indicado en su intervención.

Fotos

Vídeos