La Verdad

Un juez de Barcelona condena a un joven antisemita a visitar una sinagoga

Un juez de Barcelona condena a un joven antisemita a visitar una sinagoga
  • El acusado pintó una esvástica roja en el templo judío

Un juez de Barcelona ha condenado a un joven de 22 años a cuatro meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y cerca de 500 euros de multa por haber pintado una esvástica nazi en la puerta de una sinagoga de la capital catalana. La sentencia acuerda, no obstante, la suspensión de la pena privativa de libertad, si el acusado cumple una serie de reglas de conducta. La primera: no delinquir durante dos años. Y la segunda, más en la vía educativa, condena al joven antisemita a participar en un curso de derechos humanos que tenga por objeto el pleno respeto a la igualdad y la no discriminación de las personas, en particular por motivos antisemitas, y que será impartido por el Departamento de Justicia de la Generalitat. Estos cursos deberán incluir visitas a la sinagoga, para conocer la realidad del pueblo judío y "romper prejuicios y estereotipos antisemitas", según el fallo dado a conocer por el TSJC.

Los hechos ocurrieron el 28 de diciembre de 2016. El joven que ha resultado condenado actuó junto a una mujer "no identificada" según la sentencia, "movidos por su animadversión y voluntad de humillación al pueblo judío". Se acercaron a un sinagoga de Barcelona y con un spray, mientras el joven realizaba labores de vigilancia, la mujer dibujó una esvástica en el puerta del templo y roció de rojo la mezuza, el pequeño receptáculo situado en la parte derecha de las entradas de toda casa que profese la religión judía. El joven ha sido condenado por un delito cometido con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por motivos antisemitas.

Temas