La Verdad

Rafael Hernando, nuevo portavoz parlamentario del PP

Rafael Hernando.
Rafael Hernando. / Efe
  • Hernando sustituye a Alfonso Alonso, recién estrenado ministro de Sanidad, al frente del grupo parlamentario popular en un año electoral complicado para el partido

Rafael Hernando será el nuevo portavoz parlamentario. Hasta hoy se había mantenido la incógnita, tanto que nadie en el partido conocía el nombre del elegido. El presidente del Gobierno lo ha anunciado a puerta cerrada, en la reunión del grupo parlamentario popular que hoy preside en el Congreso de los Diputados. En sus manos estaba la decisión y esta mañana unos y otros se miraban de reojo tratando de vislumbrar quién sería la voz del grupo en el último año de legislatura. Hernando admitía tras el encuentro haberse enterado hoy mismo: "Ya sabéis que el presidente maneja los tiempos como los maneja. Algunos padecemos de úlcera de estómago. Estos días no podía decirles nada porque no sabía nada".

Rafael Hernando, que ha llegado sonriente junto al jefe del Ejecutivo, ha ocupado el cargo de portavoz adjunto desde el inicio de la legislatura. De esta manera, Rajoy apuesta por la continuidad, tal y como se había anunciado, y por un perfil político, mientras José Antonio Bermúdez de Castro se mantiene en la secretaría general ejerciendo un papel más técnico en los engranajes del grupo.

Quince días después del nombramiento de Alfonso Alonso como ministro de Sanidad, Hernando asume las funciones de portavoz en un año electoral especialmente complicado. Fuentes populares insisten en la necesidad de remar todos en la misma dirección ante la cita de los comicios municipales y autonómicos de mayo, en la que el PP teme un pésimo resultado si se cumple el pronóstico de las encuestas. La dirección del partido en la calle Génova necesitará respaldo y, en este contexto, insisten en la importancia del nombramiento por el papel que Rafa Hernando tendrá que ejercer.

En los últimos tres años, en muchas ocasiones, ha sido el propio Alfonso Alonso el encargado de cubrir los martes, tras la Junta de Portavoces del Congreso, los silencios de la cúpula del PP, cuando se conocían uno tras otro los casos de corrupción que han ido desgastando a la formación de Mariano Rajoy.