La Verdad

Los partidos siguen el referéndum escocés con la mirada puesta en Cataluña

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (c), estrecha la mano del lider de ERC, Oriol Junqueras (2i)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (c), estrecha la mano del lider de ERC, Oriol Junqueras (2i) / Efe
  • Los partidos nacionalistas aprovechan para reclamar a Rajoy, que "tome nota" de la "lección de democracia" que a su juicio supone el referéndum en Escocia

Con la atención puesta en el resultado del referéndum en Escocia los partidos políticos se dividen entre los que creen que será una influencia decisiva para el debate soberanista catalán y los que prefieren pensar que no cambiará nada la situación en Cataluña .

Sin esperar a conocer el resultado, los partidos nacionalistas representados en el Congreso han aprovechado para reclamar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "tome nota" de la "lección de democracia" que a su juicio supone el referéndum de independencia en Escocia, a la que miran con "envidia sana".

Una consulta a la que han expresado su apoyo en la Cámara baja los diputados de CDC, PNV, Amaiur, ERC, BNG, Nueva Canarias, Compromís-Equo y Geroa Bai, detrás de una bandera de Escocia y mientras pedían a Rajoy que permita que también los ciudadanos de sus territorios puedan pronunciarse sobre su futuro. "Las gaitas de la historia" llaman a la puerta de Moncloa, ha dicho el portavoz de ERC, Alfred Bosch, quien se ha preguntado qué "disparate" piensa hacer el presidente del Gobierno para evitar la consulta en Cataluña .

Mientras, en las fachadas de algunos ayuntamientos vascos gobernados por EH Bildu y el PNV también ha ondeado la bandera escocesa al tiempo que el lehendakari, Iñigo Urkullu, aseguraba que la voluntad de su Gobierno es avanzar por el camino de Escocia.

Será este viernes cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se pronuncie sobre el resultado de este referéndum y lo hará poco antes de que el Parlament apruebe la ley de consultas y mientras el Gobierno de Rajoy se prepara para responder y poner en marcha todos los mecanismos que eviten una consulta "ilegal" en Cataluña . Según fuentes del Ejecutivo, Rajoy prevé convocar un Consejo de Ministros extraordinario para dar vía libre a los recursos que presentará ante el Tribunal Constitucional contra la ley de consultas y el decreto de convocatoria para el 9 de noviembre.

Cuando se trata de "garantizar la ley" no hay "fin de semana ni días libres. Si hay que actuar se actúa", ha dicho el portavoz del PP, Alfonso Alonso, quien espera que los escoceses den hoy una respuesta "sensata" y se opongan a la independencia: "Que triunfe la razón", ha dicho. Como el Gobierno, y preguntado por las medidas que prepara el Ejecutivo, el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reiterado su postura en favor de la "unión" y contra una consulta que "no se puede celebrar" .

Desde el respeto al proceso escocés, el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha subrayado que no comparten la secesión de un territorio de un país, pero ha alabado también la postura adoptada por los responsables políticos del Reino Unido, "sin inmovilismo".

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, piensa que el resultado de ese referéndum no tiene por qué influir en Cataluña , ya que son situaciones diferentes, aunque en su mismo grupo parlamentario José Luis Centella opina que "todo influye", y el portavoz de ICV, Joan Coscubiela, cree que Escocia está dando "una lección de democracia" a Rajoy. Desde el punto de vista contrario, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, ha confiado en que en Escocia gane "el sí a Europa, que es el no a la independencia". No sólo ella cree que las consecuencias de la independencia pueden ser negativas para la UE y para España.

Ese pensamiento también lo ha repetido el presidente del Congreso, Jesús Posada, que observa "con mucho interés" el referéndum escocés porque todo lo que allí ocurra -ha dicho- afecta a todos los países de la Unión y "muy especialmente a España". En el ámbito sindical ha opinado el líder de UGT, Cándido Méndez, quien ha pedido que el referéndum de Escocia se tome "con normalidad democrática" y ha considerado que "no es pertinente" comparar lo que ocurre allí con lo que pueda acontecer en España.