La Verdad

Artur Mas.
Artur Mas. / Toni Garriga (Efe)

El Parlament reprueba la actitud de Pujol e insta al Govern a personarse en la causa

  • La resolución ha contado con el apoyo de toda la oposición y el rechazo de CiU

Todos los partidos de la oposición han aprobado en el Parlament una resolución que "reprueba y condena" los "actos delictivos" confesos del expresidente Jordi Pujol e insta al Govern a personarse en la causa si este caso "perjudica" a la institución de la Generalitat.

La propuesta de resolución, presentada por el grupo de ICV-EUiA durante el debate de Política General que ha finalizado esta tarde, ha sido aprobada por 83 votos a favor, -los de ERC, PSC, PPC, Ciutadans y la CUP, además del de los ecosocialistas-, frente a 49 votos en contra de CiU.

De acuerdo con el texto de la propuesta de resolución, el Parlament "muestra su reprobación y condena respecto a los actos delictivos reconocidos" por el expresidente de la Generalitat en su confesión del pasado 25 de julio.

En otro de los puntos de la moción, la cámara catalana insta además al Ejecutivo catalán a personarse en las causas donde la Generalitat "resulte perjudicada", incluyendo también el 'caso Pujol'. Asimismo, el Parlament considera "ilegítimo" que las partes personadas en el 'caso Pujol' utilicen el proceso soberanista en "beneficio propio".

Colaboración de Andorra con la justicia

Por otro lado, la cámara catalana expresa su "oposición" a que "se presione", tanto a Andorra, como a la banca andorrana, para que "no facilite datos bancarios", en la línea con lo que defiende la Unión Europea sobre los paraísos fiscales, y esperan que el Gobierno andorrano "colabore" con la justicia y con Hacienda con el objetivo de "esclarecer los hechos".

Esta no ha sido la única propuesta de resolución sobre el 'caso Pujol' o la corrupción en general, de manera que también se ha aprobado, en este caso por unanimidad, la que ha presentado Ciutadans con el objetivo de que la Generalitat se persone como acusación particular en "todos los casos" de imputación de cargos electos y servidores públicos por delitos de corrupción política y contra los intereses general.

Así, el Parlament insta al Govern, "con el objetivo de salvaguardar los intereses colectivos de los catalanes, a personarse como parte de la forma procesal más adecuada en los procesos judiciales abiertos por temas de corrupción política que afecten a cualquier trabajador público o cargo electo donde se hayan malversado fondos públicos (...) o se haya aprovechado del cargo para el enriquecimiento ilícito propio".