Detenido Sito Miñanco en una macrooperación antidroga

Sito Miñanco, en una imagen de archivo./Efe
Sito Miñanco, en una imagen de archivo. / Efe

El capo gallego cae en un dispositivo en Galicia, Madrid y Andalucía con 40 detenidos y dos GEO heridos en el asalto a un club de tiro

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El histórico capo gallego José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, de 62 años, ha vuelto a ser detenido en una macrooperación contra el crimen organizado y el tráfico de droga desarrollada en Galicia, Andalucía y la Comunidad de Madrid. Sito Miñanco y su mujer fueron arrestados en Algeciras (Cádiz), donde se encontraba en libertad provisional tras cumplir dos condenas de la Audiencia Nacional (1990 y 2004) por hechos similares.

La operación, denominada 'Mito', ha sido dirigida por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y se prevé la detención de 40 personas y el registro de 47 domicilios y empresas en estas tres comunidades. Cuatro grupos policiales, Udyco 32 y 33 y Greco de Costa del Sol y Galicia, están participando en el operativo.

Durante el registro de una nave en un club de tiro de Alpedrete (Collado-Villalba), dos agentes de los GEO (Grupo Especial de Operaciones) han resultado heridos, uno de ellos está hospitalizado por lesiones de bala. También se encuentra hospitalizado el delincuente que atacó a los policías.

Está previsto que los arrestados pasen este miércoles ante la juez Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, que les imputa delitos de blanqueo de capitales y contra la salud pública.

Sito Miñanco nació en una familia marinera de origen humilde, que era conocida en Cambados como “os Miñanco”. A principios de los ochenta se inició en el contrabando de tabaco Winston -le llamaban 'Señor do fume'- a través de una de las tres organizaciones más fuertes del momento, la ROS. En 1983 fue detenido por una operación de tabaco rubio, pasó seis meses en la prisión de Parda y después fue trasladado a la cárcel de Carabanchel (Madrid), donde estuvo recluido dos meses más.

Al salir de la cárcel, se introdujo en el mundo del narcotráfico, y aunque continuó utilizando el tabaco como cobertura social, comenzó a traficar con otras drogas como la cocaína, a través de una red que operaba desde Panamá, donde también conoció a su esposa, Odalys Rivera.

Vigilante en Algeciras

Fue detenido en Pozuelo de Alarcón (Madrid), por introducir 2,5 toneladas de cocaína en España en 1990, y fue condenado a 20 años de prisión por tráfico de drogas, evasión de impuestos y falsificación de documentos. Fue puesto en libertad condicional tras cumplir siete de sus 20 años de pena, hasta que fue detenido de nuevo en su chalé de Villaviciosa de Odón (Madrid) cuando supervisaba la operación de trasvase de cinco toneladas de cocaína en aguas internacionales, cerca de Guyana Francesa.

En julio de 2004, la Audiencia Nacional le condenó a 16 años y diez meses de cárcel y una multa de 390 millones de euros, como presunto líder de una organización internacional de narcotraficantes. En junio de 2011 le fue concedido un permiso penitenciario de tres días, que en principio le había sido denegado sobre la base de las elevadas posibilidades de riesgo de fuga, y a la vista del hecho de que desde la cárcel continuaba sus actividades delictivas, concediéndosele finalmente dicho permiso por el juez central de vigilancia en consideración al informe favorable emitido por la prisión de Huelva, en la que anteriormente estuvo recluido.

La última noticia es que vivía en Algeciras y trabajaba como vigilante en un párking. Allí estaba en un Centro de Inserción Social (CIS) tras salir de prisión. Se trata de un negocio que pertenece a la empresa New Marbuil S.L, sociedad a nombre de su antiguo abogado, José María Barrena, quien durante años tuvo como único cliente al capo cambadés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos