ETA da el pésame por la muerte del brigadier Nérin

Nérin, brigadier que murió durante un tiroteo entre miembros de ETA y policías franceses que trataron de detener a los terroristas. /AFP
Nérin, brigadier que murió durante un tiroteo entre miembros de ETA y policías franceses que trataron de detener a los terroristas. / AFP

El mensaje de condolencias fue transmitido a sus familiares por los cuatro presos juzgados en París

FERNANDO ITURRIBARRIAParís (Francia)

En un hecho insólito e inédito en Francia, ETA expresó este miércoles sus condolencias por una de sus víctimas mortales. Se trata del brigadier jefe Jean Serge Nérin, primer policía francés muerto por disparos etarras y último nombre en el luctuoso listado del historial criminal de la organización terrorista.

La significativa novedad se produjo ante el Tribunal Especial de lo Criminal de París que juzga desde el 20 de noviembre a los presos Arkaitz Agirregabiria del Barrio, Josu Urbieta Alkorta, Izaskun Lesaka Argüelles y Xabier Goienetxea Iragorri. En el último turno de palabra, antes de que los jueces se retiraran a deliberar la sentencia, leyeron un comunicado de su organización cuyo contenido dijeron asumir plenamente.

“El brigadier-jefe Jean Serge Nérin murió a consecuencia de los disparos de los militantes de ETA. Queremos manifestar públicamente que lamentamos sinceramente aquella muerte, y queremos mostrar nuestro pésame a sus familiares. Lo hacemos con todo respeto, pues sabemos que no existen palabras que apacigüen ese dolor”, expone el texto leído por Lesaka.

Enfrente la viuda, hermana, cuñados y familiares del policía francés nacido en Guayana escucharon con atención unas palabras que habían echado en falta tanto en este juicio en apelación como en el celebrado en primera instancia hace dos años. Los allegados, personados como acusación particular en proceso, declinaron luego hace declaraciones.

El comunicado reafirma que el tiroteo mortal con la patrulla policial al mando de Nérin fue ajeno a la voluntad de ETA. “Esos hechos provocaron grave perjuicio. Por una parte, perjuicio político. Un hecho de esa naturaleza, producido nada más decidir abandonar las acciones de carácter ofensivo, podía restar credibilidad al esfuerzo por la paz emprendido. Pero, por otra parte, aquellos sucesos provocaron además un grave daño humano”, plantea el texto.

El documento finaliza con la asunción de que “durante estas décadas ha habido gran sufrimiento en todas las partes”. “ETA reconoce el que ha causado con sus acciones. Y todos deberemos hacer aún más para alcanzar un futuro de paz y libertad. El Pueblo Vasco tiene nuestra palabra de que nos empeñaremos en ello”, concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos