La Verdad

Moix no informó a sus superiores de su empresa en Panamá al considerarlo «irrelevante»

video

Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción. / Juanjo Martín (Efe)

  • Pocas horas después de sentenciar que «no voy a dimitir», el fiscal jefe Anticorrupción dice que «no tengo apego ni interés en el cargo»

Manuel Moix no ha debido de pasar una buena noche. Según transcurren las horas desde que se destapó que posee el 25% de una empresa radicada en Panamá, el fiscal jefe Anticorrupción modula sus palabras. Primero dijo, escueto y desafiante, que "lo ético es que los hijos hereden de los padres"; más tarde, ya entrada la noche, en la Ser, que no tenía pensado dimitir. Sostenía sus palabras sobre el hecho, recalcó, no había cometido ningún hecho delictivo o irregular.

Pues bien, ahora, al día siguiente de estallarle el escándalo, conocido que es, junto a sus tres hermanos, propietario de la sociedad Duchesse Financial Overseas, constituida en el paraíso fiscal de Panamá en 1988 y propietaria de un chalé en la localidad Collado Villaba (Madrid) valorado en 550.000 euros, y una vez visto que la oposición en pleno pide explicaciones, e incluso su dimisión, Moix dice, en declaraciones en Onda Cero, que "no tengo ningún interés en mantener el cargo si se considera que no soy el más idóneo". ¿Y cuándo se considerará este aspecto? "Entre esta noche y mañana", que es cuando el fiscal jefe Anticorrupción se reunirá con el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. "No tengo ningún apego ni interés" en mantener el cargo, insistió.

"No le quepa duda", ha recalcado tras ser preguntado si se apartaría, aunque ha aseverado que no se lo ha "planteado". En este punto, ha aludido a la "conversación pendiente" que tiene con Maza y que tendrá lugar "cuando regrese a Madrid". Tras mantener una línea de defensa inicial, en la que abogaba por no dar explicaciones escudándose que se trataba de un asunto personal, el transcurrir de las horas le ha llevado a ver que "calculé mal" la relevancia de la sociedad en Panamá. "Es indudable", dijo una vez analizadas las consecuencias. Del mismo modo, reconoció que no informó a sus superiores antes de ser nombrado fiscal jefe Anticorrupción porque consideró "irrelevante" este asunto ya que "no había incompatibilidad". "Se puede entender que no es correcto estéticamente, pero hay que valorar si eso objetivamente influye en el ejercicio de la función".

Investigación a Moix y sus hermanos

Por otro lado, los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han solicitado este miércoles a la Agencia Tributaria (AEAT) que abra una inspección sobre el fiscal jefe Anticorrupción y sus hermanos para verificar si realmente la sociedad familiar, Duchesse Financial Overseas, radicada en Panamá, es una empresa para eludir el pago de 90.000 euros en impuestos.

Esta sociedad, heredada por Moix y sus tres hermanos tras el fallecimiento de su padre en 2011, es propietaria de un chalé en la*madrileña localidad de Collado Villalba, por lo que, según los técnicos, la inspección deberá dilucidar si procede levantar el velo societario para que afloren los verdaderos y últimos propietarios de este chalet.

En este sentido, Gestha apunta que la aplicación a este caso de la Ley del Mercado de Valores determinaría que los hermanos Moix podrían haber actuado, salvo prueba de lo contrario, con supuesto ánimo de elusión del pago del impuesto correspondiente a la transmisión de bienes inmuebles cuando adquirieron el control de la sociedad panameña. El activo de esta empresa está formado en al menos un 50 por ciento por inmuebles radicados en España, que no está afecto a actividades empresariales o profesionales.

Además, Gestha pide a la AEAT que informe públicamente si detectó alguna irregularidad fiscal en dicha familia y qué decisión se tomó al respecto tras la presentación de los modelos 720 de bienes y derechos en el extranjero en 2013 y, especialmente, tras la puesta en marcha en el primer semestre de 2016 de la nueva herramienta informática para el control de patrimonios y rentas con la información de este modelo tributario.