La Verdad

El juez investiga a dos inspectores de Policía por acoso laboral a un agente

  • Declararán este viernes en un juzgado de Ciudad Real por un supuesto cuadro de presiones y hostigamiento durante cuatro años

Dos inspectores jefe del Cuerpo Nacional Policía declararán este viernes en un juzgado de Valdepeñas (Ciudad Real) en calidad de investigados por un delito contra la integridad moral (artículo 173 del Código Penal). Los mandos policiales, responsables de la Comisaría y del Grupo de Seguridad Ciudadana de Valdepeñas (30.200 habitantes), fueron denunciados por un agente destinado en esa demarcación desde 2004.

La denuncia, a la que ha tenido acceso este periódico, relata los hechos que comienzan en diciembre de 2010, con la llegada a la comisaría del inspector jefe Félix M. G. "con la colaboración" del también inspector José Antonio G. R.. Es en esta fecha cuando el denunciante "comienza a sufrir por parte de ambos una animadversión en el ámbito profesional" y detalla hechos concretos que van de febrero de 2011 hasta abril de 2015.

Enumeran presiones, cambios reiterados de turno y de servicio pese a la "situación familiar". También órdenes "irregulares" u hostigamiento que derivó en su baja laboral por trastorno psicológico -cuadro de estrés con ansiedad-, ratificado por un informe médico en abril de 2013.

"El denunciante ha visto gravemente atacada su integridad moral y su propia estimación al ser sometido a este tipo de conductas abusivas y de manifiesta violencia psicológica de forma sistemática, manifestada especialmente a través de reiterados comportamientos, palabras y actitudes que lesionan la dignidad o integridad psíquica del denunciante", recoge la denuncia del agente de Valdepeñas, defendido por el abogado Antonio Suárez-Valdés.

"Se trata, en suma, de actitudes de hostigamiento que conducen al aislamiento del interesado en el marco laboral, ya que sus compañeros son conocedores de la profesa animadversión de los superiores hacia el policía y consecuentemente, manifiestan su preferencia por no trabajar de pareja con el mismo, por miedo a verse perjudicados", añade.

En un principio, el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número uno de Valdepeñas, cuya titular es la magistrada Teresa Diego y de Miguel, archivó el caso por falta de indicios, pero la Audiencia Provincial de Ciudad Real estimó el recurso de apelación interpuesto por el abogado Suárez-Valdés, acordando tomar declaración este viernes a dichos mandos policiales.