La Verdad

Condenado a seis meses de prisión un cartero que tiró las cartas a un contenedor

Una empleada de Correos reparte la correspondencia.
Una empleada de Correos reparte la correspondencia. / Archivo
  • El tribunal tuvo en cuenta que el empleado, un trabajador temporal de Correos de Arrigorriaga (Vizcaya), sufrió una reacción aguda de estrés y ansiedad

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha condenado a medio año de cárcel por un delito de infidelidad en la custodia de documentos a un trabajador temporal de Correos que tiró la correspondencia a repartir en un contenedor de papel. El tribunal ha tenido en cuenta, a la hora de imponer la pena, que el encausado sufrió una reacción aguda de estrés y ansiedad.

La sentencia considera probado que el procesado fue contratado para trabajar de forma temporal en la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos desde el 18 hasta el 31 de agosto de 2015. Su trabajo consistía en repartir la correspondencia entre los vecinos del municipio. No obstante, este "desatendió" sus funciones laborales, ya que el 25 de agosto echó en el contenedor azul de papel de la calle Severo Otxoa de Arrigorriaga el correo que debía repartir por diferentes lugares del casco urbano.

La Audiencia vizcaína destaca que en el momento de los hechos el procesado presentaba "una reacción aguda de estrés y ansiedad paroxística, con la conciencia alterada y menoscabada" por esta patología. En este sentido, considera que éste tenía comprometidas sus facultades cognitivas y volitivas, con un incremento de la impulsividad y agresividad que disminuían "la reflexión y el juicio crítico". Por ello, le ha condenado a medio año de cárcel e inhabilitación para el derecho a sufragio pasivo, y al pago de 720 euros de multa. Además, le impone inhabilitación especial para el empleo o cargo público por el tiempo de dos años y el pago de las costas procesales.